David Euiz

Evangelio y reflexión del domingo 22 de septiembre de 2019

Hay que aplicarlo en lo terrible que se ha vuelto el comercio en la medicina y los caníbales médicos que se aprovechan de la necesidad de los pobres. Los médicos hoy abusan cobrando exagerado por su servicio y cuanto profesional inconciente explota a la humanidad. Gracias por esta parábola.