Idioma
Clics
3
alfre1240

«El diablo es un perdedor, una persona firme en la fe no tiene que temer caer bajo su influencia»

Duloisy, durante un debate televisivo en 2016

El padre Jean-Pascal Duloisy, de la diócesis de París, difiere un poco de la imagen que uno puede tener de un exorcista. Este sacerdote con alzacuellos, a pesar de ser de pequeña estatura, delgado y jovial, tiene la talla espiritual necesaria para oponerse, una media de cuatro veces al mes, a las fuerzas demoníacas. Desde hace años, propone ayudar por medio de la oración a las personas que se sienten bajo la influencia de un espíritu maligno. Raphaël Zbinden lo entrevistó en el portal católico suizo Cath.ch con ocasión de una conferencia organizada en Friburgo por la parroquia de Cristo Rey.
-

Recientemente, el Papa Francisco afirmó que la Cuaresma es un tiempo de "lucha contra el espíritu del mal". Como exorcista, ¿piensa usted lo mismo?


-El combate espiritual es, efectivamente, un aspecto esencial del tiempo de Cuaresma. El Papa, además, ha tomado esta palabra del misal del Miércoles de Ceniza. Con el ayuno, la penitencia, la caridad, podemos enmendar nuestra vileza y ruindad. Pero es necesario también luchar contra las ocasiones de pecado y fortalecerse para afrontar nuestras zonas de sombra.

»El problema es que el diablo no nos dejará hacerlo, porque considera que todo lo que se salva por Cristo es una pérdida para él. Como sucede desde la época del Génesis, actuará para que dudemos de Dios, de su amor absoluto por nosotros. Lo mejor en esos momentos es buscar de nuevo ese corazón de niño que va sin miedo hacia el Padre. Porque la tarea principal del demonio es intentar romper esta relación Padre-hijo. Y lo hace sobre todo poniendo en peligro la dicha de nuestra alma, oscureciendo nuestra conciencia respecto al bien y al mal, llevándonos al desaliento.
-

El Papa Francisco habla mucho del diablo, que él percibe como una criatura que existe realmente. Otras voces de la Iglesia católica consideran que se trata de una figura simbólica. ¿Está usted de acuerdo con el Papa argentino sobre este punto?


-Desde luego. En mi opinión, un cristiano no puede no creer en el diablo. La Biblia, del principio al fin, menciona la acción del demonio, o de los demonios. El libro explica que son ángeles que se negaron a servir y adorar a Dios. Se trata, por lo tanto, de figuras reales, aunque no tengan cuerpo, que poseen una inteligencia superior a la de los hombres.

VER COMPLETO:: www.religionenlibertad.com/…/AEl-diablo-es-u…


Escribir comentario