Idioma
Clics
247
Gesù è con noi 2 4

Francisco, aliado de la sodomía clerical

religionlavozlibre.blogspot.com/…/francisco-aliad…
VIDEO www.youtube.com/watch
the Vortex Está clarísimo en este punto que mientras el Papa Francisco ocupe el trono de San Pedro con su camarilla homosexual acompañante, absolutamente nada, ni una sola cosa, cambiará con el problema del abuso homosexual clerical.

La razón es más que obvia. Dicho sin rodeos, no hay manera de que un grupo de hombres homosexuales que controlan el Vaticano y con lazos cercanos con el Papa salgan a condenar la homosexualidad y la ataquen, como la causa del escándalo de la depredación homosexual.

Estos hombres, y todo por lo que han trabajado durante décadas, son el problema. Ni siquiera creen que la homosexualidad en sí sea un problema. Y mucho menos piensan que sea el problema subyacente en la Iglesia en estos días.

Todo esto se ve ahora en la reciente carta del Papa Francisco que critica a los obispos de los Estados Unidos por su manejo del abuso.

Francisco ha hecho todo lo posible para promover la causa de la sodomía, excepto cambiar el Catecismo como lo hizo con la pena de muerte, un cambio que no es vinculante para la conciencia de los fieles, para ser claros.
A pesar de que sus diversos comentarios públicos sobre que el matrimonio homosexual es del demonio y demás, todos buenos comentarios, él promueve, protege y posiciona y recompensa a los hombres en sus propias filas que aparentemente no están de acuerdo con eso. Si bien dice que a los hombres atraídos por el mismo sexo no se les debe permitir ingresar a seminarios y ser ordenados, él los apoya, los libera (incluso maniobra para sacarlos de la cárcel (Argentina))
cuando los atrapan destruyendo a adolescentes varones; y ataca a aquellos que quieren ver a estos hombres malvados expulsados, tildándolos de "rígidos" y demasiado enfocado en la doctrina, bla bla.

Incluso su carta reciente no habla realmente sobre el abuso en términos de abuso sexual, él lo considera un abuso de poder y un abuso de conciencia.
Solo después, logra admitir que también hay algo de abuso sexual. Pero, realmente (según él) se trata de abuso de poder y conciencia.

Y en ninguna parte, ni una sola mención en ninguna parte del documento, él menciona la conexión entre el clero homosexual y el abuso homosexual. Olvídate de hablar en términos de causa y efecto, eso sería un rayo. Pero ni siquiera reconoce una relación, ninguna relación en absoluto, lo ignora por completo, como si las dos no tuvieran absolutamente nada que ver;

Esta carta es en realidad peor que si no hubiera dicho nada. Esta es la razón por la cual el Papa Francisco tiene que renunciar, lo que, por supuesto, no va a hacer, no por este tema, o por esta razón.


A medida que se lee la carta y se escucha el lenguaje, cada vez más suena como si hubiera sido escrita por una combinación de James Martin, Thomas Rosica, Blase Cupich y Donald Wuerl, todos homosexualistas hasta el final.
Estos hombres no tienen amor por la Iglesia. Cada uno de ellos, a su manera, ha estado intentando destruir a la Iglesia durante muchos años. Son enemigos de Cristo - Judas en todos los ámbitos. No aceptan las enseñanzas de la Iglesia sobre la homosexualidad, así como muchas otras áreas, y han trabajado hasta el final con uñas y dientes para socavar la revelación divina.

Usted puede apostar su último dólar a que la sodomía y la pederastia, continuarán sin cesar y sin control siempre que estos hombres y muchos como ellos estén en sus cargos y el Papa Francisco los cuente entre sus amigos y confidentes.

El Departamento de Justicia de los EE. UU. y los procuradores generales de varios estados pueden no ser tan indulgentes como Francis, pero bueno, ¿qué es la destrucción temporal de la Iglesia, siempre y cuando los ordenados puedan tener relaciones sexuales entre sí (ironía), verdad Sr J. Martín?


El punto aquí en los Estados Unidos es simple: ya ni un solo obispo puede pretender que el panorama completo no esté claro. Todos y cada uno de los obispos ahora tienen el deber moral de levantarse en su diócesis y declarar la verdad completa del asunto con respecto a este monstruoso mal, predicar activamente la verdad, los hallazgos, la destrucción que la Fe ha sufrido en los últimos 50 años en las manos de estos clérigos sodomitas.

Todo está siendo desenmascarado, y gracias a Dios por eso, pero todo esto exige una respuesta. El mismo Papa, firmando esa carta, probablemente escrita por clérigos homosexuales, no va a levantar un dedo para proteger almas o cuerpos en este asunto.

Él ha tomado la línea de Cupich de que no es algo gay, y es más sobre clericalismo y poder. Pregúntales a los muchachos que fueron violados por hombres homosexuales con clergyman si era sobre la conciencia o el sexo.
Pregunte al grupo de seminaristas si se trata más del poder que del sexo. Se trataba y se trata de promover la cultura de la depravación sexual entre los hombres homosexuales en el sacerdocio y el episcopado. Que utilicen su poder para lograrlo es secundario.

Que hayan cerrado sus conciencias para abrazar esta inmundicia es secundario. Se han entregado a su perversión homosexual y están usando su poder y traicionando sus conciencias para hacerlo.

Esto es lo que el Papa debería haber dicho, pero hubiera sido un poco incómodo dado el hecho de que casi todos los hombres a su alrededor se darían por aludidos.


Así que obispos, ¿están listos? Más les vale. El próximo mes habrá un gran `lavado de ropa´ en Roma, orquestado por la homomafia en Roma para que parezca que se está haciendo algo, mientras que, en efecto, no ocurrirá nada. En torno a los pasillos estarán Cupich y Wuerl y cualquier otro colaborador en este gran mal .

Los obispos no se deben quedar callados ante esta calamidad. Abran la boca y griten lo que ya todos saben. Apuntalen los espíritus de los pocos católicos fieles que les quedan. Levántense en defensa de la verdad, lo recuerdan, ¿verdad?: Él es la Verdad.


No cedan a la tentación de permanecer en silencio (...)

¿Si no es ahora, cuando? Y si no es usted, ¿quién? ¿A qué otro desastre (esperan) para comenzar a hablar?

Y por cierto, buenos sacerdotes de parroquia, lo mismo se aplica a ustedes. Sufrirán, pero ganarán el cielo debido a su amor por las almas.

Digan la verdad, o enfréntenlo cuando mueran.
DEFENSA DE LA FE
Los obispos no se deben quedar callados ante esta calamidad. Abran la boca y griten lo que ya todos saben. Apuntalen los espíritus de los pocos católicos fieles que les quedan. Levántense en defensa de la verdad, lo recuerdan, ¿verdad?: Él es la Verdad.
MUY INTERESANTE LLAMAMIENTO A OBISPOS Y CATOLICOS.