Idioma
Clics
202
jamacor 2 2

Giro de guión en el ‘caso Zanchetta’: entra Germán Arana

Giro de guión en el ‘caso Zanchetta’: entra Germán Arana

Por Carlos Esteban | 23 enero, 2019

El Papa habría enviado en 2017 al obispo emérito de Orán, Gustavo Zanchetta, a ver al jesuita español Germán Arana, psiquiatra, hombre de confianza y antiguo confesor de Su Santidad, como hiciera con otros prelados con conductas homosexuales.

La portavocía vaticana sigue, contra viento y marea y a pesar de la abrumadora evidencia, negando que el Vaticano tuviera la menor noticia de que el obispo emérito de Orán, Gustavo Zanchetta, nombrado directamente por el Papa, quien le proporcionó un cómodo cargo en la APSA después de que presentara la renuncia ‘por enfermedad’, había sido acusado de conducta homosexual impropia.

Alessandro Gisotti, portavoz interino de la Santa Sede, ha respondido con una nota a las informaciones ofrecidas por Associated Press según las cuales Roma conocía, al menos, fotografías de Zanchetta desnudo en poses obscenas desde 2015: “En referencia a los artículos publicados recientemente por algunos órganos de información, y algunas reconstrucciones engañosas, puedo con firmeza repetir lo que ya he declarado el pasado 4 de enero”.

A estas alturas, ese ‘sostenella y no enmendalla’ frente a testimonios abrumadores da muy mala espina sobre lo que será la próxima reunión de obispos en Roma para tratar el asunto del encubrimiento de abusos sexuales.

Pero la última entrega del caso publicada por AP ofrece un nuevo dato muy interesante: tras su breve estancia en Corrientes, Zanchetta vino a Madrid, donde, según fuente fiables, disfrutó de la hospitalidad del arzobispo Carlos Osoro y donde, al parecer, fue a ver al padre jesuita Germán Arana, presuntamente por instrucciones del Santo Padre.

¿Quién es Germán Arana? Los habituales de InfoVaticana ya conocen parte de esta discreta figura clave en el pontificado de Francisco. Arana es un viejo colaborador del entonces cardenal Jorge Bergoglio, confesor y hombre de confianza, y ha tenido intervenciones clave en los casos más problemáticos. Al menos tres obispos con ‘problemas psiquiátricos’ han acudido ya a Arana por indicación del Santo Padre.

Uno de ellos fue Juan Barros, obispo emérito de Osorno por empecinamiento del Papa. No usamos la palabra a la ligera: Su Santidad se empeñó en el nombramiento de Barros para la diócesis de Osorno contra la opinión mayoritaria del episcopado chileno y, sobre todo, de las protestas de las víctimas del pederasta condenado padre Karadima, quienes aseguraban que el nuevo obispo asistía aquiescente a los abusos del sacerdote encarcelado.

También Barros pasó una temporada en España poco antes de ser nombrado obispo, acogido además por su buen amigo el arzobispo castrense Juan del Río. Barros asistió a las tandas de ejercicios que han hecho célebre entre el clero español al jesuita Arana, que fuera rector del seminario de Comillas, y Arana expuso a continuación el pertinente informe a Su Santidad. En aquel momento, y tras su nombramiento, Arana se convirtió en uno de los grandes defensores de Barros, llegando incluso a acompañarle en uno de los días más difíciles de su vida: la toma de posesión en la catedral de Osorno, donde fue agredido por el pueblo, como atestiguan varias fotos de aquella jornada en la que Arana hasta se dejó empujar por su amigo, como atestigua este vídeo.

Arana, de quien se dice que “susurra al oído del Papa” fue el encargado de la investigación previa al nombramiento episcopal de Juan Barros para la diócesis de Osorno en enero de 2015. La investigación, encomendada a Arana directamente por Francisco, tuvo lugar en los meses previos a la publicación del nombramiento en el Bolletino.

Otra ‘celebridad’ que consultó con Arana fue la ‘mano derecha’ del cardenal hondureño Óscar Rodríguez Maradiaga, su auxiliar en la archidiócesis de Tegucigalpa, Juan José Pineda Fasquelle, que presentó el año pasado su renuncia después de que se conocieran denuncias de abusos sexuales a seminaristas y cuestionables tejemanejes financieros.

¿Ven un patrón? Exacto: todos ellos -incluido Zanchetta- tenían problemas de conducta homosexual. De hecho, fuentes confirman al vaticanista americano del National Catholic Register, Edward Pentin, que el Papa envía a Arana “a todos los que tienen problemas, especialmente con la homosexualidad”.

No es exactamente una prueba incontrovertible, pero sí un indicio, por si hiciera falta, de que la Santa Sede conocía bien los ‘problemas’ de conducta homosexual del obispo de Orán.

infovaticana.com/…/giro-de-guion-e…
Es decir el Jesuita Arana entra en el club de cómplices de homosexuales depredadores.
EXCELENTE AQUI SE DESCUBRE EL PLAN DEL LOBBY GAY Y ESE JESUITA ARANA ES DE LOS LIDERCILLOS. LOS JESUITAS SON CASI TODOS SODOMITAS Y ARANA AL PARECER ES LIDER DE ELLOS.