Idioma
Clics
6
jamacor

«The Deep Place». El oscuro lugar al que ningún niño debería pertenecer

«The Deep Place». El oscuro lugar al que ningún niño debería pertenecer

International Justice Mission nos presenta un video realmente desgarrador. «The Deep Place» (El lugar profundo), un corto para tomar conciencia frente a la esclavitud y trabajo forzado que viven muchos niños alrededor del mundo. Hablar de esclavitud en nuestros días lamentablemente se ha hecho común. A pesar de que es ilegal, aún se practica y creo que incluso con mayor inclemencia. La esclavitud y el trabajo forzado de niños es algo absolutamente horroroso. Instituciones que luchan contra ella merecen todo nuestro respeto y apoyo.

Estar sentado frente al computador (o frente a tu celular) mientras miras un video así y no conmoverte o por lo menos pensar un momento en lo que pasa en las periferias de la civilización mientras tú vives una vida cómoda, debería cuestionarte. Es tan fácil retirar la mirada, hacer un scroll down y pasar a otro tema, incluso frívolo. Si esto te sucede, las alarmas que tenemos dentro se deberían encender, deberías preguntarte qué te está pasando como ser humano.

Si nuestra humanidad no se conmueve, no se detiene a pensar en eldolor de otros, ciertamente estamos sufriendo también de algún tipo de esclavitud. Tal vez no tan dura y explícita como la de estos niños, pero una esclavitud que al final nos está robando lo humano y nos está disminuyendo la capacidad de amar al otro. Nos está disminuyendo la vida.

La esclavitud del corazón

Mientras vivimos los adelantos tecnológicos jamás soñados y el mundo tiene al alcance una bonanza que debería ser para todos, en contraste vemos una crueldad que se hace explícita en situaciones como la de Foli. Niños que mueren de hambre, explotados por la guerra, por la pobreza. Gente que es arrancada de su hogar. Como ya nos decía Benedicto XVI:

«El pan material no es lo único que necesitamos; tenemos necesidad de amor, de significado y de esperanza, de un fundamento seguro, de un terreno sólido que nos ayude a vivir con un sentido auténtico también en la crisis, las oscuridades, las dificultades y los problemas cotidianos».

Cuando todo parezca perdido, mantenme vivo Señor

«Dios, las olas chocan contra el bote, dame fuerzas…

Cuando las redes me atrapen dentro del agua, dame aliento…

Dios, no dejes que la red caiga en el lugar profundo…

Mantenme vivo hoy».

Cuando todo parece perdido, mantenme vivo Señor, dame aliento, dame fuerzas. La esclavitud y el dolor de los inocentes nos remueven las entrañas. Pero en los problemas cotidianos y las situaciones que vive cada uno también hay esclavitud. Recordemos que alguna vez también fuimos esos inocentes, que también tenemos profundidades oscuras a las que nos enfrentamos y elegimos enfrentarlas solos. ¿Sería distinto si eligiera enfrentarlas pidiendo ayuda a Dios y elegir aceptar esa ayuda?, ¿quiero realmente ser rescatado? El amor de Dios no decae ni se hace pequeño frente a la maldad del hombre.

Mantenme vivo hoy, Señor. En la periferia de mi existencia, cuando visito aquella oscuridad propia y profunda, cuando me enfrento a mis propias miserias que me mantienen esclavo y no me dejan vivir en libertad ¿qué sería de mi vida si no pudiera elevar un grito de ayuda a Dios?, ¿qué sería mi vida sin fe?


Fuente