Idioma
Clics
35
Proyecto Emaús

Qué NO es el don de lenguas...

Michael Hitchborn, Presidente del Instituto Lepanto, relató recientemente una inquietante experiencia que un amigo suyo tuvo durante una llamada “Misa de sanación”. No había nada de malo en la Misa misma. La liturgia estaba bien y no había nada notablemente fuera de lugar. Pero a medida que la misa continuaba, un grupo de personas en los bancos delanteros comenzó a murmurar entre sí. El hombre que estaba escuchando esto poseía una extensa experiencia en el estudio de lenguas antiguas, incluyendo griego, latín y arameo. Cuando terminó la misa, se acercó a uno de los feligreses que murmuraba y le preguntó qué estaba haciendo. El parroquiano dijo que el Espíritu Santo le había concedido el don de lenguas y que estaba hablando en el lenguaje de Dios. El amigo le preguntó si sabía lo que decía. El parroquiano dijo: “No, no me han dado el don de la interpretación, sólo el don de lenguas.” Inmediatamente, el amigo lo miró y dijo: “Sí, sé lo que decías. Estabas hablando arameo y tú estabas blasfemando contra Dios! “

¿Qué clase de espíritu están capturando estas personas? Debemos estar atentos a las influencias espirituales a las que nos abrimos.