Idioma
Clics
48
malemp

CURAS VILLEROS POPULISTAS RAIZ MARXISTA que no quiere ser descubierta

PASTORAL “POBRISTA” Y PRAXIS MARXISTA
Sandro Magister reprodujo un artículo del cardenal Caffarra-uno de los críticos de Amoris Laetitia-sobre “Las cinco trampas para la Iglesia de hoy” donde hay cosas importantes. Elijo el párrafo sobre una de las trampas, que valdría la pena considerar y retener:
La tercera trampa es el primado de la praxis. Me refiero al primado fundante. El fundamento de la salvación del hombre es la fe del hombre, no su obrar. Lo que debe preocupar a la Iglesia no es “in primis” la cooperación con el mundo en grandes procesos operativos, para alcanzar objetivos comunes. La preocupación que desvela a la Iglesia es que el mundo crea en Aquel que el Padre ha enviado para salvar al mundo. El primado de la praxis conduce a lo que un gran pensador del siglo pasado llamaba la dislocación de las Personas Divinas: la segunda Persona no es el Verbo, sino el Espíritu Santo.”
magister.blogautore.espresso.repubblica.it/…/el-papa-ha-habl…
En este contexto es que valorar el primado de la praxis que alimenta la pastoral “pobrista”,que se ocupa exclusivamente de la pobreza material.
En una Iglesia que ha abandonado el estudio de la filosofía y la teología de Santo Tomás de Aquino para dejar paso al kantismo y al hegelianismo-este es particularmente nocivo-la trampa en que pueden caer los sacerdotes, aún los de muy buena fe, es el progresivo deslizamiento del activismo “pobrista” hacia el activismo marxista, de en razón del clasismo que implica la “opción preferencial por los pobres” tan meneada por el bergoglismo.(¡Como si la Iglesia nunca se hubiese ocupado de los pobres!)
En su gran obra “El poder destructivo de la dialéctica comunista”, el Padre Meinvielle decía que:
La originalidad de Marx consiste sobre todo en haber creado un sistema teorico práctico de acción revolucionaria. Su materialismo histórico es sobre todo y principalmente eso. Un explosivo que se tira en cualquier sociedad anticomunista y allí estalla desgarrando y destruyendo todas las conformaciones psíquico-sociales-cualquiera sea el estado de esa sociedad-y engendrado al “hombre nuevo” del comunismo, que es un mero robot en la gran maquinaria de la ciudad comunista”(págs..13/14)
“La dialéctica hegeliana-comunista, que se funda en una identificación del ser y la nada, del sí y del no, encierra, por lo mismo, una poderosa fuerza de destrucción. El ser construye y crea. La nada destruye y aniquila”.(pág.19)
Esa dialéctica ha inficionado la Iglesia, a través del “pobrismo” ,y así está la querida Santa Madre. Y es difícil creer que Bergoglio lo ignore.
Nota catapúltica
Otro párrafo del Padre Meinvielle:
“… el hombre antes ser activo y precisamente para poder serlo, debe ser contemplativo de la naturaleza. Aquí se le da una realidad que no crea, sino que se limita a contemplar. El homo theoreticus condiciona al homo faber. El hombre es medida de las obras que fabrica para satisfacción de sus necesidades. El constituye la verdad que las anima. Pero, para ello, el hombre debe ser mesurado por las cosas naturales. La naturaleza ni de al hombre. A su vez, la naturaleza es medida por Dios. Así como las cosas artificiales son censuradas por el hombre, así igualmente las naturales lo son por Dios. El hombre es activo de las artes, pero contemplativo de la naturaleza. Es sobre todo contemplativo de Dios, autor de naturaleza y del hombre. Y el hombre está hecho para la mejor. Lo mejor no son sus obras sobre las cuales afirma su superioridad, sino la naturaleza, y sobre todo dios, frente a quien es una humilde creatura. Si el hombre está hecho para lo mejor, el hombre está hecho para Dios. Para contemplar a Dios. Pero, como el hombre no puede contemplar a Dios, sino pone orden en su propio ser para disponerse a contemplarle, el hombre debe ser activo de su propio ser para estar en condiciones de ordenamiento moral que le disponga a la contemplación de Dios.(230/231)

Escribir comentario…