Idioma
Clics
16
jamacor 1

Pulmones para cantar y para ayudar en Navidad

Pulmones para cantar y para ayudar en Navidad

En estas fechas mucha gente espera con curiosidad el villancico del colegio Tajamar. Pero apenas se conoce la labor solidaria que 1.000 voluntarios del colegio realizan en Navidad. Alfa y Omega lo relata en el reportaje “Juguetes para los niños de Cañada Real o cenas de Navidad para víctimas de trata”.

REVISTA DE PRENSA11/12/2018

facebook

twitter

print

email

epub

kindle


Alfa y Omega Tajamar: juguetes para los niños de Cañada Real o cenas de Navidad para víctimas de trata

Desde el colegio Tajamar de Vallecas, se conseguirán juguetes para más de 1.200 niños en exclusión social y se organizarán una treintena de cenas de Navidad para cerca de 3.000 beneficiarios de diferentes entidades sociales.

Con cerca de 2.000 familias, para el colegio Tajamar fue clave darse cuenta del enorme potencial con el que cuentan a la hora de desarrollar todo tipo de iniciativas solidarias. «Esa ha sido la gran revolución» y «ahora vemos el colegio –situado en el madrileño barrio de Vallecas– como un gran pulmón con el que poner en marcha gran cantidad de proyectos con los que ayudar a la gente», explica su director, Nacho San Román, a Alfa y Omega.


VEMOS EL COLEGIO COMO UN GRAN PULMÓN CON EL QUE PONER EN MARCHA GRAN CANTIDAD DE PROYECTOS CON LOS QUE AYUDAR A LA GENTE

De esta forma, el centro educativo colabora durante todo el año «con diferentes entidades de nuestro entorno que trabajan con personas necesitadas», desde Cáritas hasta la Cruz Roja, el Secretariado Gitano o diferentes comedores sociales públicos y privados. Por ejemplo, «si el Secretariado Gitano tiene una necesidad porque les han quemado un aula, pues nos llaman e intentamos buscar unas mesas o ayudarles en lo que podamos».

Pero esta labor se concreta e intensifica, más aún si cabe, durante el periodo navideño. En él, desde Tajamar, se desarrollan dos grandes iniciativas solidarias: el reparto de juguetes entre más de 1.200 niños en exclusión social, en su mayoría procedentes de Cañada Real, y una treintena de cenas de Navidad a las que asisten cerca de 3.000 personas.

Los reyes magos en Cañada Real

La recogida y entrega de juguetes empezó hace cuatro años con 200 chicos de la Cañada Real [una sucesión de construcciones ilegales y chabolas a lo largo de 15 km] y, en esta edición, serán más de 1.200 niños de diferentes instituciones de Madrid los que tendrán un regalo por Navidad.


EL MENOR RECIBE EL REGALO DE MANOS DE SUS PADRES «PORQUE LO QUE QUEREMOS ES QUE SE FORTALEZCA EL VÍNCULO MÁS IMPORTANTE DEL NIÑO»

«Las instituciones que trabajan sobre el terreno recogen las cartas de los menores, nos las dan y nosotros las distribuimos entre las familias, que son quienes se encargan en última instancia de personalizar un regalo para el autor de la carta», explica San Román. Posteriormente, «un grupo de voluntarios del colegio se reúnen para completar la bolsa de cada niño con algunos detalles que nos hacen llegar desde diferentes empresas: unos libros, unos estuches…».

Finalmente, el menor recibe el regalo de manos de sus padres «porque lo que queremos es que se fortalezca el vínculo más importante del niño», explica el director de Tajamar. «Solo en algunos casos son las entidades quienes les atienden los que les entregan los juguetes. Y, si ni los padres ni las entidades pueden, entonces los entregamos nosotros mismos».

Cenas de Navidad para víctimas de trata

En el caso de las cenas de Navidad, «los comensales son cerca de 3.000» y proceden de «Cáritas, de centros de atención psiquiátrica, de varios comedores sociales público o religiosos, del Secretariado Gitano, de Cañada Real… y este año también organizamos una cena en un centro que atiende a víctimas de trata».

«Nos llaman y acudimos a la propia entidad y organizamos la cena/comida de Navidad en algún espacio que nos cedan. Ellos no se tienen que encargar de nada. Nuestras familias voluntarias hacen todo: unos decoran la sala, otros preparan la comida… participan hasta los más pequeños, que se pueden encargar de doblar los menús o de ayudar a poner la mesa». En total, este año, 1.000 voluntarios de Tajamar, apoyados por Avanza ONG, servirán hasta el 5 de enero 29 comidas de Navidad para más de 3.000 comensales.


1.000 VOLUNTARIOS DE TAJAMAR, APOYADOS POR AVANZA ONG, SERVIRÁN HASTA EL 5 DE ENERO 29 COMIDAS DE NAVIDAD PARA MÁS DE 3.000 COMENSALES

Los usuarios valoran sobre todo «los detalles de cariño. En el colegio insistimos mucho en que el cariño se demuestra en los detalles», asegura Nacho San Román. Por eso, «en las comidas procuramos fijarnos en cómo está doblada la servilleta o personalizamos los menús atendiendo a si una persona es alérgica a algún alimento, si hay algún musulmán que no toma cerdo…». También los voluntarios «salen encantados, sobre todo los padres, que valoran mucho poder hacer actividades solidarias en familia».

Al final, «se trata de organizar una cena de Navidad como hace cualquier familia en estas fechas», concluye el director de Tajamar.

Villancico de Navidad

Otra de las tradicionales y significativas actividades que se organizan en Navidad desde Tajamar es la grabación de su villancico, en el que acostumbran a adaptar la canción de algún cantante famoso.

En 2017 el coro del colegio lanzó, junto a Los Secretos, una versión navideña del éxito Pero a tu lado, que actualmente supera el millón trescientas mil reproducciones en Youtube, apuntan desde Tajamar.

El villancico de este año se titula Duérmete y versiona la canción Día de lluvia de Carlos Rivera. El cantante mexicano, autor de la banda sonora de la película de animación de Pixar Coco, ha querido participar en el videoclip enviando una felicitación navideña que aparece al final del vídeo.

opusdei.org/…/colegio-tajamar…

Navidad

Solidaridad

Tajamar

Iniciativas sociales

España

Europa

Madrid

Riesgo de exclusión

José Calderero de Aldecoa

Alfa y Omega