Idioma
Clics
279
jamacor 2

Jonhson & Johnson sabía hace décadas que sus polvos de talco provocaban cáncer

Jonhson & Johnson sabía hace décadas que sus polvos de talco provocaban cáncer
La compañia se desplomó en bolsa un 12 por ciento el pasado viernes tras la publicación de la investigación de Reuters

Una investigación de la agencia Reuters ha desvelado que Johnson & Johnson conocía que sus polvos de talco contenían asbesto (un producto cancerígeno) desde el año 1971. La noticia hizo que las acciones de la multinacional cayeran un 12 por ciento en Wall Street el pasado viernes, que adelanta un futuro incierto de la compañía con miles de potenciales demandas a las que deberá hace frente. "No es sorprendente que un artículo de Reuters que describe años de conocimiento potencial sobre los peligros del talco debiera agitar a los inversores", dijo la analista de BMO Capital Markets, Joanne Wuensch. "Este no es un asunto simple, ya que hay más de 10,000 casos pendientes", añadió.

La farmacéutica salió al paso de la información para negarlo todo: "El artículo de Reuters es unilateral, falso e inflamatorio. En pocas palabras, la historia de Reuters en una teoría conspiratoria absurda que aparentemente ha durado más de cuarenta años y que ha sido orquestada por generaciones de reguladores globales y los científicos y las universidades más destacadas del mundo, así como los laboratorios independientes más importantes y los propios empleados de J&J".

La investigación de la agencia de noticias analizó las memorias de la empresa, informes internos y otros documentos confidenciales. En el informe, Reuters sostiene que J&J conocía la presencia de pequeñas cantidades de asbesto en sus productos desde 1971, según mostró un examen de Reuters de memos de la compañía, informes internos y otros documentos confidenciales. Reuters indica que la compañía encargó varios estudios sobre sus productos infantiles y contrató a un escritor fantasma para redactar nuevamente el artículo que plasmaba los hallazgos en una revista. En 1976 le aseguró a la Administración de Drogas y Alimentos de EE UU que no se había detectado amianto en ninguna muestra de talco producido entre diciembre de 1972 y octubre de 1973, cuando al menos tres pruebas en tres laboratorios diferentes de 1972 a 1975 encontraron asbesto en su talco.

J&J lleva años intentando demostrar que sus productos no causan enfermedades, entre otras cáncer de ovario, a pesar de que ha tenido varios reveses judiciales. El pasado mes de junio, un jurado les condenó a pagar 4.690 millones de dólares a 22 mujeres y sus familias, la mayor indemnización hasta la fecha de la multinacional, que tiene todavía 9.000 casos similares abiertos. Los productos también se han relacionado con el mesotelioma, una forma rara y mortal de cáncer que afecta el delicado tejido que recubre las cavidades del cuerpo.

Si bien J&J ha dominado el mercado de talco en polvo durante más de 100 años, los productos contribuyeron a un mero 0.5 por ciento de sus ingresos de $ 76.5 mil millones el año pasado. Los casos de talco representan menos del 10 por ciento de todas las demandas por lesiones personales pendientes contra la compañía.

Sin embargo, Baby Powder se considera esencial para la imagen de J&J como una empresa solidaria, una "vaca sagrada", como lo expresó un correo electrónico interno de 2003.
www.larazon.es/sociedad/jonhson--johnso…