Clicks500
es.news
1

Benedicto XVI: texto exclusivo sobre el origen de los abusos homosexuales

El colapso de la moral sexual, llamado “libertad sexual”, promovido por el Estado, comenzó en los 1960s. Ese fue el contexto para la difusión de los abusos homosexuales en la Iglesia, escribe Benedicto XVI en un largo artículo publicado en el diario bávaro Klerusblatt.

Él advierte que la “pedofilia fue diagnosticada como permitida y apropiada”, mientras que la moral católica “sufrió un colapso” que hizo que la Iglesia esté “indefensa contra estos cambios en la sociedad”.

“En varios seminarios se establecieron clubes homosexuales”, agrega Benedicto. Y “un obispo, que previamente había sido rector de seminario, organizó la exhibición de filmes pornográficos a los seminaristas”.

Él recuerda que “en no pocos seminarios los alumnos atrapados leyendo mis libros fueron considerados no aptos para el sacerdocio. Mis libros fueron escondidos, como si fueran mala literatura, y sólo eran leídos debajo del escritorio”.

Benedicto enfatiza que los abusos homosexuales de menores (Ratzinger utiliza el engañoso término “pedofilia”) no se agudizaron hasta la segunda mitad de los 1980s.

Y el “derecho penal del nuevo Código [de Derecho Canónico], estructurado libremente en forma deliberada” no ayudó a resolver el problema.

Según Benedicto, los abusos homosexuales fueron alentados por la “ausencia de Dios”, la cual entró incluso en la liturgia. Benedicto da un ejemplo:

“La Eucaristía está devaluada como un mero gesto ceremonial cuando se da por sentado que la cortesía exige que ella sea ofrecida en celebraciones familiares o en ocasiones tales como bodas y funerales para todos los invitados por razones familiares”.

Sin embargo, el mismo Ratzinger parece encontrar a la Iglesia de Dios no en la liturgia, sino en las “numerosas personas que creen humildemente, sufren y aman”.

Concluye agradeciendo al papa Francisco “por todo lo que hace para mostrarnos una y otra vez la luz de Dios, la cual no ha desaparecido, incluso hoy. ¡Gracias, Santo Padre!”.

Imagen: © Mazur/catholicnews.org.uk, CC BY-NC-SA, #newsIowezsfodj