Clicks24

Última carta escrita por san Rafael Guízar - 2 de junio de 1938

jahfuentes
A cuatro días de su partida de este mundo, escribe, con una letra muy aplanada y estirada, otra carta, la última que conocemos. Ella da prueba de su interés siempre vivo por las misiones. Aquí la …More
A cuatro días de su partida de este mundo, escribe, con una letra muy aplanada y estirada, otra carta, la última que conocemos. Ella da prueba de su interés siempre vivo por las misiones. Aquí la transcribimos completa:

«Atzcapotzalco, Junio 2/ 1938

Sr. Canónigo

Dr. D. Justino de la Mora

Naranjal

Muy amado Sr. Canónigo:

Ya escribí a los Párrocos de San Lorenzo y de San Juan de la Punta y tenga muy presente que lleva S.S. [Su Señoría] las facultades para confirmar a favor de los lugares por donde pase. Ojalá que tenga tiempo de tocar a Tierra Blanca, Omealca y Cuichapa y Acatlán de Pérez Figueroa.

Le remito cuatro mil estampas a Córdoba, dirigidas al P. [Ignacio] Lehonor [Arroyo].

Espero en Dios Nuestro Señor que sacarán muchísimo fruto.

Dios colme a S.S. [Su Señoría] de bendiciones y le le llene de su santo amor.

[Firma] Rafael,

Obispo de Veracruz

P.D. Cuando le sobren pocas estampas me avisa con anticipación para enviarle más, pues ignoro si serán suficientes para todos los lugares que visitará S.S. [Su Señoría] próximamente.»


No tendría tiempo de ayudar más. El beato Rafael Guízar moría el 6 de junio de 1938 en su habitación de Atzacapotzalco. No en la cama, sino sentado en su silla. No había pasado por este mundo para dormir, sino para velar por el bien espiritual de las almas. Y mientras él partía, un canto permanecía recorriendo los caminos veracruzanos como eco sonoro de sus misiones: «¡Oh Virgen Santa, Madre de Dios, sois la esperanza del pecador!».

Artículo completo en www.demisiones.com/colombia/noticias/articulo.php