Clicks17

Despierta...

4 paredes no integran una familia... Puedes tener una CASA, pero no un hogar... Si tener una casa te da seguridad, ¿donde queda Dios? Puedes tener una casa, estar solo y puedes estar en familia... …More
4 paredes no integran una familia...

Puedes tener una CASA, pero no un hogar...

Si tener una casa te da seguridad, ¿donde queda Dios?

Puedes tener una casa, estar solo y puedes estar en familia...

Los integrantes de una familia mundana, sin Dios, donde no se han casado por la iglesia y viven en unión libre aunque se hayan casado por el civil, NO es la familia, ni la casa, ni el hogar que Dios quiere...

El matrimonio debe haber sido casada por la iglesia, debe ser una iglesia domestica, donde no se crían hijos, sino hermanos, como decía San Pablo:

" Hijitos míos por quien sufro dolores de parto hasta ver a Cristo formado en vosotros "

Moisés era hijo de la casa de Levi (hijo de Jacob, de la tribu de Leví, los levitas que eran sacerdotes, consagrados A Dios), de la descendencia de la CASA DE LEVI.

Casa es la descendencia ESPIRITUAL, que le tienes que dejar a tus hijos, no casa física, David, nació en belén, de la tribu de Judá, donde los hijos de Jacob, son las 12 tribus de Israel, las 12 casas, donde permanecía el pueblo escogido por Dios, ahora, Dios, quiere que tengamos esa casa espiritual, así como Jesús viene de la casa de David, David tenía una descendencia, una casa, así nos preguntara Dios por nuestra casa.

JEREMÍAS 31, 33“…. “Esta será la alianza que yo pacte con la CASA de Israel...”

Apocalipsis 5, 5" ... ha triunfado el León de la tribu de Judá, el Retoño de David; él podrá abrir el libro y sus siete sellos."

2 Samuel 7,27 "....yo te edificaré a ti casa" (Dios al rey David).

1 reyes 8,16 "...No he elegido ciudad de entre todas las tribus de ISRAEL para que en ella se me edificase una casa consagrada a mi nombre"

1 Crónicas 29,1 " Porque la Casa no es para hombres, sino para yavé Dios".

“CASA: descendencia, herencia espiritual que le dejamos a nuestros hijos.

A ti esposo, a ti esposa, a ti que te dices ser " esposa o esposo ", viviendo sin casarte por la iglesia, es tu amante y vives en fornicación, con hijos nacidos de la fornicación, duele decirlo, pero duele MÁS, verte en el infierno por vivir a tu manera y no a la manera de Dios.

Dios te pedirá cuentas por esa CASA donde habitas, esa CASA y descendencia que le dejas a tus hijos, esa CASA, que debe ser semillero de santos y no una cueva de PECADO.

Busca darle a tus hijos una herencia ESPIRITUAL, que no se pierde, ni hecha a Perder con el tiempo como las herencias económicas.