Clicks13

Despierta...

Los españoles cambiaban ESPEJOS por ORO, les veían la cara a los indígenas cuando vinieron a Evangelizarnos. En pleno siglo XXI, hacemos lo mismo, damos lo más valioso de nuestras vidas para buscar …More
Los españoles cambiaban ESPEJOS por ORO, les veían la cara a los indígenas cuando vinieron a Evangelizarnos.

En pleno siglo XXI, hacemos lo mismo, damos lo más valioso de nuestras vidas para buscar la felicidad propia y hacia los hijos, damos casas, licenciaturas, vestido, dinero, envolviéndolos como regalo y decimos que es con mucho AMOR, pero más bien es por cariño, porque el amor es Dios, es espiritual y no sensitivo.

Le damos al mundo el ORO, lo más valioso que tenemos para que nos REGRESE espejitos, ilusiones, fantasías de estar en una vida mejor, pero lo que no sabemos es que lo más valioso que tenemos es NUESTRA ALMA.

Estos espejitos reflejan lo que somos, gente como en el mago de OZ:

No tenemos corazón para Dios viviendo sin valor para acercarnos a él y sin cerebro, secos como la paja.

Los espejitos reflejan una vida sin Dios, reflejan nuestro interior, duro e indiferente con la iglesia católica, no entendemos que el ORO que hay en ella, NO SE VE, es sobrenatural, espiritual, que se ve y siente con el ALMA espiritualizada, ese es el ORO que debes buscar, no lo tienes tu, no hay oro en tu vida, no tienes nada de valor mientras no te acerques a los sacramentos, a la iglesia católica.

En la santa misa y en el sagrario le tienes que dar ese oro falso que tienes, eso que tiene valor para ti, porque eres rico en pecado, rico en lujuria, rico en placer y ese oro falso, Dios te lo compra y te da un ESPEJO DE VERDAD, donde ves tu miseria, tu NADA, tu realidad.