Clicks16

Despierta...

Sínodos en vez de concilios, son como micro abortos, donde a la madre iglesia la están destruyendo por dentro. El concilio Vaticano I fue el primer concilio celebrado en la Ciudad del Vaticano. Convo…More
Sínodos en vez de concilios, son como micro abortos, donde a la madre iglesia la están destruyendo por dentro.

El concilio Vaticano I fue el primer concilio celebrado en la Ciudad del Vaticano. Convocado por el papa Pío IX en 1869 para enfrentar al racionalismo y al galicanismo.

Refuerza la ortodoxia establecida en el Concilio de Trento. Condena el Racionalismo, el Naturalismo y el Modernismo. Dogmas sobre la Primacía del Papa y de la infalibilidad papal en la definición expresa de doctrinas de fe y de costumbres.

El Concilio Vaticano II fue un concilio ecuménico de la Iglesia católica convocado por el papa Juan XXIII, quien lo anunció el 25 de enero de 1959. Fue uno de los eventos históricos que marcaron el siglo XX.

Apertura al mundo moderno. Reforma de la Liturgia. Constitución y pastoral de la Iglesia, Revelación divina, libertad religiosa, como muestra la Encíclica Mortalium Animos, de Pío XI), apostolado de los laicos. Este Concilio genera muchas polémicas.

El CVII fue convocado por la masonería eclesiástica donde pretenden imponer abortar toda la sana doctrina, la misa tradicional, liturgia, biblia, pastoral, etc.

Como ya no hay tiempo para un concilio, se hacen estos micro abortos (sínodos), donde les dan agua en lugar de leche y carne al católico mal formado y por no discernir, así se la traga y bebe.

El sínodo de la amazonía, de la amazonas es un ejemplo de estos micro abortos, donde se acomoda la iglesia a la gente, donde se está manoseando lujuriosamente la sana doctrina o cuando vinieron los españoles a cambiarnos el oro por espejitos.

Así como los danzantes le bailan a la madre tierra y sus dioses paganos en las festividades católicas, así se quiere moldear a la iglesia, la novia de Cristo, poniéndole plumas y penachos, en vez de dejarle su velo de novia y esposa.

Sino defiendes a la iglesia, eres como un soldado tras la trinchera, escondido como perro con la cola tras las patas, muerto de miedo, recuerda que estamos en los últimos tiempos y debemos ser astutos y conocer y señalar como trabaja el demonio y no seguir viendo todo color de rosa, como Alicia en el país de las maravillas....

DESPIERTA CATÓLICO de ese sueño que te tiene segado el mundo y la carne, defiende la palabra de Dios, aunque sea el mismo papa que la diga.