Clicks601

Aplasta la cabeza de la serpiente! EU=espíritu del anticristo.

isusspas
Patriarcado Católico Bizantino, vkpatriarhat.org.ua/es, En esta hora histórica, en nombre de todos los católicos y cristianos ortodoxos de Ucrania, Rusia y Bielorrusia, y en nombre de los presidente…More
Patriarcado Católico Bizantino, vkpatriarhat.org.ua/es,
En esta hora histórica, en nombre de todos los católicos y cristianos ortodoxos de Ucrania, Rusia y Bielorrusia, y en nombre de los presidentes Viktor Fedorovych, Vladimir Vladimirovych y Olexandr Grygorovych, Yo, Elías, Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino, consagro estas tres naciones eslavas a la Santísima Madre de Dios.
En la hora de Su muerte, Jesús miró a Su Madre y al discípulo que estaban junto a la cruz. Entonces dijo al discípulo: “He ahí a tu Madre”. El discípulo acogió a la Madre de Jesús en lo íntimo de su ser /griego: eis ta idia/. En Kiev, San Vladimir arrojó la estatua del “dios” Perun al río Dnieper y aceptó a Cristo y Su evangelio. Ahora en Kiev, en nombre de mí mismo y de todos los católicos y cristianos ortodoxos de Ucrania, Rusia y Bielorrusia, acepto el legado dado por Jesús cuando moría en la cruz.
Jesús murió por nuestros pecados y resucitó de entre los muertos al tercer día.
En los comienzos de este milenio, las instituciones supranacionales promueven la satanización y el autogenocidio de las naciones, incluyendo Ucrania, Rusia y Bielorrusia.
La ideología del Anticristo a través de la implantación del chip con el número de la bestia del apocalipsis y por medio del llamado Registro Unificado establece el control total de cada individuo. A través de la perversa idea del género destruye todos los valores morales, naturales y cristianos. Los crímenes contra los niños cometidos por el sistema de justicia juvenil son crímenes contra la humanidad. Son hipócritamente disfrazados con términos positivos, tales como “derechos del niño”, “familias de acogida” y semejantes. Ucrania, expuesta a la presión y al fraude, ya cambió sus leyes. El propósito de las nuevas leyes es el autogenocidio de la nación. ¡Es necesario que estas nuevas antileyes sean anuladas y las estructuras sean disueltas tan pronto como sea posible!
En este año, pase por lo menos una hora del día en conversación con Dios. La santísima Madre de Dios, a quien hemos recibido como nuestra Madre y a quien hemos consagrado Ucrania, Rusia y Bielorrusia, está ahora aplastando la cabeza de la serpiente.