Clicks101

Los misericordiosos

Bottega
1
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. La misericordia divina presente en los medios de salvación confiados a la Iglesia, constituye derechos de los fieles, …More
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. La misericordia divina presente en los medios de salvación confiados a la Iglesia, constituye derechos de los fieles, respecto a los ministros que deben administrarla, los fieles tienen derecho a recibir los auténticos bienes que constituyen la verdadera misericordia (por ejemplo, la auténtica doctrina y no otra por mucho que se adapte a las costumbres). La misericordia sin justicia trae un mal mayor, a veces al mismo destinatario. “La justicia y la misericordia están tan unidas que la una sostiene a la otra. La justicia sin misericordia es crueldad y la misericordia sin justicia es libertinaje”. Santo Tomas “Porque se han infiltrado ciertos hombres, ya desde hace tiempo señalados en la Escritura para esta condenación, hombres impíos que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios y niegan al único Dueño y Señor nuestro, Jesucristo”. Jud 1:4 “El pecado del modernismo es la pérdida del sentido del pecado”. Pío XII “La verdadera misericordia busca la felicidad de los demás. No puede ser feliz quien es esclavo de la miseria (pecado)”. San Agustín “Las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo como ya os previne, que quienes hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios” (Galatas 5,19-21; Rm 1, 28-32; 1 Co 6, 9-10; Ef 5, 3-5; Col 3, 5-8; 1 Tm 1, 9-10; 2 Tm 3, 2-5). En Dios todo es bien, y por eso quienes por propia decisión huyen de Dios, a sí mismos se defraudan y privan de sus bienes, quienes evaden la luz eterna que contiene en sí todos los bienes, por su propia culpa vivirán en las tinieblas eternas, privados de todo bien, pues ellos mismos han construido su propio tipo de morada. (San Ireneo de Lyon. Contra los herejes. Libro IV, cap. 39, n. 4) Señor Dios, misericordioso y clemente, sufrido y piadosisimo, y verídico, que conservas la misericordia para millares, que borras la iniquidad y los delitos, y los pecados; en cuya presencia ninguno de suyo es inocente, y que castigas la maldad de los padres en los hijos y nietos hasta la tercera y cuarta generación. Éxo 34:7 “No vivas confiado en el perdón y no añadas pecados a pecados. Y no digas: “Grande es su Misericordia; El perdonará mis muchos pecados.” Porque, aunque es misericordioso, también castiga, y su furor caerá sobre los pecadores. No difieras convertirte al Señor y no lo dejes de un día para otro;” porque de repente se desfoga su ira, y en el día de la venganza perecerás. Eclesiástico 5:5-9 “El que oculta sus pecados no prosperará; el que los confiesa y se enmienda alcanzará misericordia.” Pro 28:13 “Porque ha hecho en mí cosas grandes aquel que es todopoderoso, cuyo nombre es santo, y cuya misericordia se derrama de generación en generación sobre Los que Le Temen”. Luc 1:49 “Porque sin misericordia será juzgado el que no hace misericordia”. Stg 2:13
adeste fideles
Amén! ✍🏻