perceo3 shares this
35
El académico ruso Sergei Averintsev encontró formas de infiltrar verdades cristianas en las publicaciones oficiales soviéticas durante la dictadura comunista
Como estudioso de la literatura antigua y la poesía bizantina, el académico ruso Sergei Sergeevich Averintsev logró reintroducir disimuladamente la verdad cristiana en el corazón de las publicaciones oficiales de la cultura soviética. …
More
El académico ruso Sergei Averintsev encontró formas de infiltrar verdades cristianas en las publicaciones oficiales soviéticas durante la dictadura comunista
Como estudioso de la literatura antigua y la poesía bizantina, el académico ruso Sergei Sergeevich Averintsev logró reintroducir disimuladamente la verdad cristiana en el corazón de las publicaciones oficiales de la cultura soviética. Enseñó la fe en el sancta sanctorum del ateísmo oficial.
Averintsev nació en 1937, hijo de un biólogo de Moscú, y estudió filología clásica. En 1968 recibió el Premio Lenin de la Juventud Comunista como traductor.

En 1971, hace 50 años, se le admitió como miembro del Instituto Gorki de Literatura Mundial. Dependiente de la Academia de Ciencias de la URSS, el gobierno soviético fundó esta organización en 1932, bajo Stalin. Su misión era promover la investigación de académicos y sus colaboradores. Averintsev permaneció allí hasta 1991, año de la caída del comunismo.
En 1979 defendió una tesis doctoral sobre poesía bizantina. En la década de 1980, se hizo muy conocido. Más tarde en 1987, se convirtió en corresponsal de la Academia de Ciencias, de la que se convertiría en miembro de pleno derecho en 2003.
En 1989, se le nombra profesor en el Instituto de Historia y “Teoría Cultural” de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú: los estudiantes acudían en masa a sus conferencias.
Irapuato
perceo3