Clicks249

"Comunión de los santos, Remisión de los pecados". Art 10º del Credo Apostólico, S. Tomás de Aquino

Efraín
La Iglesia de Dios constituye un Cuerpo espiritual y Cristo es su cabeza. Todos los fieles son un solo cuerpo, el bien de uno es comunicado al otro, todos son miembros los unos de los otros, hay en …More
La Iglesia de Dios constituye un Cuerpo espiritual y Cristo es su cabeza. Todos los fieles son un solo cuerpo, el bien de uno es comunicado al otro, todos son miembros los unos de los otros, hay en la Iglesia comunión de bienes, lo que se llama “Comunión de los santos”. Así, los bienes de Cristo son comunicados a todos los cristianos, mediante los Sacramentos y su Pasión que obra en éstos para el perdón de los pecados.

Los sacramentos de la Iglesia, mediante los cuales recibimos el perdón de los pecados, son 7:

1º Bautismo, que es un renacimiento espiritual en que nos hacemos hijos de Dios, recibimos el perdón de los pecados y la gracia divina para poder ir al cielo. Todos nosotros que hemos sido bautizados en Jesucristo, en su muerte fuimos bautizados. Lo confieren los sacerdotes y en caso de peligro de muerte cualquiera puede bautizar diciendo: “Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

2º Confirmación, a los que renacen espiritualmente les es necesario el vigor del Espíritu Santo. Los apóstoles recibieron el Espíritu Santo en Pentecostés, a fin de que fueran fuertes, fue una Confirmación para ellos. Con la Confirmación se confiere una gran gracia. Tiene mayor gracia el confirmado que el no confirmado.

3º Eucaristía, es el alimento espiritual, el cual es el Cuerpo de Cristo. La Iglesia manda comulgar por lo menos una vez al año, dignamente, sin conciencia de pecado mortal.

4º Penitencia, es la confesión de los pecados al Sacerdote para su perdón. El que se confiesa debe tener dolor por los pecados cometidos para abstenerse de volver a cometerlos; debe confesarlos íntegramente, sin ocultarlos; y debe satisfacer a la divina justicia mediante la buenas obras, si no satisface será duramente purificado en el Purgatorio para poder ir al cielo.

5º Extrema Unción, con este sacramento el moribundo o enfermo obtiene la perfecta purificación de sus pecados, la liberación de su debilidad y su preparación para entrar al reino de los cielos. El enfermo o moribundo es ungido con oleo en nombre de Cristo.

6º Orden Sacerdotal, los Sacramentos son conferidos por determinados ministros, por el ministerio de los sacerdotes , ministros de Cristo, se dispensan estos Sacramentos.

7º Matrimonio, si la pareja de casados, hombre y mujer, viven limpiamente, se salvan. El matrimonio de casados debe buscar siempre los bienes del matrimonio: tener hijos y educarlos cristianamente, fidelidad en el matrimonio, bienestar familiar, etc., para evitar caer en pecados mortales.

Cristo dio a los apóstoles el poder de perdonar los pecados, tal potestad fue trasmitida de los apóstoles a los ministros, los cuales tienen la potestad de ligar y desligar; en la Iglesia es plena la potestad de perdonar los pecados, pero por grados, por el Papa para los otros prelados.

No solo la virtud de la pasión de Cristo se nos comunica, sino también el mérito de la vida de Cristo. Todos los bienes que hicieron los santos se comunican a los que viven en la caridad. El que vive en la caridad es partícipe de todo el bien que se hace en el mundo entero, pero más especialmente aquellos por los que se hace algo bueno por ellos, porque uno puede satisfacer por otros.

Por la comunión de los santos obtenemos: que el mérito de Cristo se comunique a otros; y que el bien de uno se comunique a otro. Los excomulgados no participan de ningún bien que se hace, por estar fuera de la Iglesia. Al participar de los bienes espirituales se impide que el diablo nos pueda tentar, cuando alguien queda excluido de la Iglesia el diablo fácilmente lo vence.

Para leer el e-book, imprimir o descargar el archivo pdf, de la Explicación de San Tomás de Aquino del Artículo 10 del Credo de los Apóstoles: "La Comunión de los Santos, La Remisión de los Pecados", dar clic en el siguiente enlace:

Explicación de San Tomás de Aquino del Artículo 10 del Credo de los Apóstoles: "La Comunión de los Santos, La Remisión de los Pecados".