Join Gloria’s Christmas Campaign. Donate now!
Clicks70

La ESCULTURA LUCIFERINA en la Plaza de San Pedro

Yugo
33
La ESCULTURA LUCIFERINA en la Plaza de San Pedro
perceo3 and 2 more users like this.
perceo3 likes this.
Bottega likes this.
adeste fideles likes this.
muy perversa esa escultura pro nuevo orden mundial luciferino y el nombre puesto con intención de blasfemar denigrando a los santos ángeles
Yugo likes this.
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 25 de Mayo de 1985


Rosario:– Madre, Madre mía, qué alegría volverTe a ver, Madre mía.
Madre:– Hijitos Míos, he venido a vosotros en estos momentos para manifestarMe y decirles que os agradezco el que hayáis hecho caso de mis ruegos, respecto del Santo Padre.
Vuestras oraciones han llegado a lo mas profundo del Corazón de Mi Padre, de …More
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 25 de Mayo de 1985


Rosario:– Madre, Madre mía, qué alegría volverTe a ver, Madre mía.
Madre:– Hijitos Míos, he venido a vosotros en estos momentos para manifestarMe y decirles que os agradezco el que hayáis hecho caso de mis ruegos, respecto del Santo Padre.
Vuestras oraciones han llegado a lo mas profundo del Corazón de Mi Padre, de ese Padre que es el Padre de todos vosotros.
Habéis estado constantemente labrando esta parcela que Yo les entregué con tanto amor a todos.
Con la ayuda de vuestras oraciones, EL SANTO PADRE HA VUELTO LLENO DE SATISFACCION OTRA VEZ A SU HOGAR, PARA CUBRIR LA SILLA DE PEDRO CON EL MISMO CARIÑO QUE EN LOS MOMENTOS EN QUE EMPRENDIO EL CAMINAR, PREDICANDO LA SALVACION, POR TANTAS NACIONES DE LA TIERRA.
Pero, hijos Míos, SEGUID ORANDO, en todo momento, porque todavía no "habemos" terminado.
Después de esta buena obra que habéis hecho entre todos, hay que empezar a llevar a cabo otras.
(Alude la Madre a las muchas oraciones que a petición Suya se han dirigido al Padre, por el Sumo Pontífice, durante su último viaje que acaba de finalizar, al Benelux)
Hijos Míos, Yo sé que soy escuchada por un puñado de hombres y ese puñado de hombres, Yo lo entregaré al Padre, porque esa es la Voluntad de Mí Hijo.
No dejaros vencer, hijos Míos, no... no dejéis que el enemigo pueda quitaros de Mi Camino, hijos Míos.
Hijos Míos, una vez os repito que Yo no vengo a la tierra para confundir a los hombres... y cuando hacéis algo con tanta voluntad como habéis hecho ésto (orar por el Papa), no sabéis cuánto os lo agradezco y lo feliz que se siente el Padre, con vuestras oraciones.
Quiero que ésto os sirva de ánimo para todos... saber que todo ha sido satisfactorio... todo ha sido una gran felicidad.
EL PAPA QUE CORRÍA UN GRAN PELIGRO... ESTE HA SIDO ANULADO POR VUESTRAS ORACIONES, hijos Míos... no Me cansaría de repetirlo tantas veces... y quiero que también se sientan ustedes felices delante de Mí, sabiéndolo.
Quiero que participen ustedes todos de esta Grandeza que hay en Mi Corazón Inmaculado, porque todo ha sido obra de vosotros todos, por eso os lo agradezco tanto.
No sufráis hijos Míos, porque haya hermanos vuestros que abandonen este sagrado Lugar, PORQUE DESPUES VENDRAN CON TANTA FE... CON TANTA FE EN MI DIVINO HIJO Y EN MI... Y YO TENDRE AGUA PARA TODOS, PORQUE YO SOY EL MANANTIAL Y MI HIJO ES LA VIDA.
Por eso, hijos Míos, quiero que constantemente estén ustedes UNIDOS, porque hay algo de ustedes que pertenece a Mí y de ninguna manera quisiera perderlo.
No quisiera que fueran ustedes vencidos por el enemigo.
SON MOMENTOS EN QUE TENEIS QUE ESTÁR MUY ALERTA, hijos Míos PORQUE BROTARAN ENTRE VOSOTROS TANTOS MANÁNTIALES DE AGUA TURBIA... ¡NO DEJARSE ENTURBIAR, hijos Míos, CON FALSAS DOCTRINAS!
Abrid, vuestros corazones y tened fuerza, TODOS UNIDOS, para estar llenos de Mi Hijo y de Mí... porque aquel que no esté lleno de Mi Hijo... está perdido en el Camino.
Rosario:– ¡Madre, quisiera contemplarte con mis ojos exactamente como puedo contemplarte con mi corazón, Madre mía, pero no soy digna de verTe, Madre mía... tengo miedo de verTe, Madre.
Madre ¿Tú podrías mancharTe algún día con mis miradas?... porque Madre mía, tengo miedo de mancharTe...
"Mientras" más Te miro, más resplandor y más grandeza te veo en Madre mía... pero ¿qué es lo que Te da tanta GRANDEZA... sí no llevas nada especial y eres tan sencilla, Madre mía?
Creo que Tu TUNICA, es más sencilla que... más humilde que mi vestido.
Madre:– Todo lo que cubre Mi Cuerpo, es Obra del Padre. No soy Yo quien da esta grandeza, es el Padre, hijos Míos.
Esta grandeza quiero compartirla entre todos los hombres y algún día todos se verán ustedes entre Mis: Brazos... así quiero prometéroslo a todos, hijos Míos.
(Tras unos momentos de silencio exclama Rosario):
Rosario:– ¡Madre! y ¿porqué yo ya no Te vería más?... ¿porqué no te dejo ya, de ver y Te veo escondida en el mundo y ya es suficiente, Madre mía?
(Silencio y continúa Rosario):– Madre, hacía tanto tiempo que no veía Tu Sonrisa... ah... a veces ya, ni tengo fuerzas para verTe, Madre mía... ya todo me parece obscuro, todo me parece el fin, Madre mía.
Perdóname Madre mía, perdóname, tengo tantas dudas que me hago daño diariamente, Madre Mía... ¡ayúdame Madre mía!
Ayúdame a comprenderlo todo y enséñame cómo yo dejaría de ser ingrata, Madre mía... ayudame Tú a comprenderlo.
Abriría yo mi corazón de par en par y lo dejaría abierto pera que Tu estuvieras allí durante toda la eternidad... pero sé que algún día, Tú Te irás de mí, Madre mía.
Quisiera estar preparada, Madre mía.
Madre, concédeme que no me confunda nunca, nunca... que si yo, algún día me diera cuenta de que yo había mentido, me moriría Madre mía. Yo me moriría, Madre mía no me dejes mentir nunca, Madre mía, ayúdame, ayúdame, ayúdame ¡porque he conocido la VERDAD y no quisiera nunca conocer la MENTIRA... ¡Madre mía, ayúdame!
Quisiera acercarme a mis hermanos y hacerles reconocer la VERDAD de todos.
(Rosario presenta a la Madre para bendecirlo un precioso Rosario de color blanco y exclama):
Rosario:– ¿Tú conoces los colores, Madre mía? ¿Porqué sabes Tú que ésto es blanco?
(Momentos de silencio, durante los cuales vemos como la vidente desgaja o separa una cuenta del Rosario, sin aparente esfuerzo, a pesar del material de alambre que une las cuentas, y comienza a entregar y distribuir una por una todas las cuentas, acompañando dicho acto de brevísimos mensajes acomodados a cada uno de los interesados, entresacamos de ellos los siguientes más significativos)
Madre:– Mi presencia en ESTE SAGRADO LUGAR, es tan limpia como esa perla (así denomina la cuenta del Rosario que entrega) que te acabo de entregar, hija Mía... y a todos os digo, hijos Míos, que ESTE LUGAR ES PARA MÍ, SANTO... ESTE LUGAR ES SANTO PARA MÍ. Algún día, no hablaréis, porque en ESTE SANTO LUGAR, LAS PIEDRAS LLORARAN, YA QUE USTEDES HIJOS MÍOS, NO "HABEIS" SABIDO, NI LLORAR NI HABLAR.
– Si te dieras cuenta, hijo Mío, de lo que te doy... tómala como una lágrima traspasada de MI CORAZON INMACULADO al tuyo. Que nunca desaparezca de tu corazón, esta LAGRIMA que te doy, porque algún día de esa lágrima se producirá un manantial, hijo Mío, aunque muchos de tus hermanos no podrán comprenderte.
–Nunca te apartes de Mí, hija Mía, porque eso que te he entregado, hija Mía, ha sido para que un día cuando tengas que entregarte a Mí, no caigas en el vacío.
–Toma, es una flor en Mi Camino para que con esa flor, hija Mía, puedas vencer las espinas.
–Bienvenida, bienvenida seas hija Mía, bienvenida seas. (Estas palabras van dirigidas a una devota de Francia que visita el Sagrado Lugar estos días) estaré contigo en todo momento hija Mía.
–F. hijo Mío, no la aceptes como un niño acepta un juguete... pues es algo más importante.
¿Cuántos de vosotros preguntarán, para qué sirve una CUENTA DE ROSARIO?
Estas cuentas son como una PIEDRA y ESA PIEDRA SIGNIFICA IGLESIA... y cómo ustedes todos pertenecen a Mí.
–Esta es para mi hermano Cayetano (el vidente Pepe Cayetano).
Algún día tendrán ustedes todos que callar, hijos Míos. LAS PIEDRAS serán más inteligentes que vosotros, hijos Míos.
No habéis hablado a tiempo, hijos Míos y tenéis que daros prisa porque EL ENEMIGO ESTA A VUESTRO ACECHO... por eso quisiera que tuvieran ustedes fuerza para AMAR e inteligencia para luchar y COMPRENDER PORQUË LUCHAIS.
–A veces, hija Mía M.J. quiero que estés tan segura entre tus hermanos que sepas que nadie puede arrebatarte lo que te he dado, hija Mía. El hombre lucha y lucha y lucha pera apartarte de Mí... pero ten seguridad del porqué luchas. El hombre actúa por su propia inteligencia, pero la Inteligencia: Divina tiene inmenso más poder que la inteligencia del hombre.
–¿Crees que no eres merecedor de esta cuenta, mi pequeño J.?, todos sois merecedores de éllas y el entregároslas es un acto de gratitud por Mi parte, hijos Míos.
–Toma, es pequeña, hijo Mío pero nunca se terminará, porque aunque ustedes no lo crean son verdaderas PIEDRAS las que estoy dando y esas piedras, un día, cuando estén ustedes dormidos gritarán y ante esos gritos, ustedes despertaran... por eso, no esconderlas en lo más profundo
–Lo BLANCO ES PUREZA, hijo Mío, (alude al color de las cuentas de Rosario que está distribuyendo).
Quiero que mantengas la pureza en tu corazón y NO TE DEJES ENTURBIAR POR EL MUNDO... el mundo lo intentará, hijo Mío, el mundo lo intentará hijo mío, pero no te dejes, no... porque Mi Hijo es un solo Camino y todo Gratitud y EL HOMBRE BUSCA MUCHOS CAMINOS PARA QUE MI OBRA EN ESTE SAGRADO LUGAR SEA "FULMINADA"... y el enemigo no tiene nada que hacer aquí, hijo Mío.
–J. No puedo darles más que una a cada uno, por eso hijos Míos, los que la deseen que vengan.
–F. aunque tú creas que es poca cosa, hijo Mío, pero ¡es algo tan importante lo que te doy!
–Toma, cuídala y compréndela A. hija Mía, Te la voy a entregar, pero quizás tú no puedas comprenderla, hija Mía.
No quisiera que estuvieras tan lejos de Mí. ¿Cuando, cuando hija Mía, comprenderás me tú Me necesitas? Ven a Mí, hija Mía, ven a beber en Mi, porque tienes sed.
No escuches cosas inescuchables... no camines por el mundo camina por la conciencia, hija Mía.
Hay tantos entre vosotros que no tienen sed.
–Toma y dile a A. que no Me abandone, dile que apague el fuego que hay en su corazón, que rechace el ODIO, porque Yo la amo.
Rosario:– Madre y a mí, ¿no me vas a dar ninguna?
Madre:– Ya tienes, hija Mía.
Rosario:– No te vayas Madre, no Te vayas...
Madre:– Ya todo está bendecido.
Rosario:– Adiós Madre, adiós.
Yugo
La ESCULTURA LUCIFERINA en la Plaza de San Pedro