adeste fideles
¡Oh María sin pecado concebida!, rogad por nosotros que recurrimos a Vos