Clicks13
alfre1240

La túnica de la Virgen en Chartres

Hagamos conocer y amar a María

Desde hace muchos siglos, el santuario de Chartres es uno de los más venerados de Occidente porque en él se conserva una preciosa reliquia: la túnica que habría llevado la Virgen María en el nacimiento de Cristo.

Los cristianos siempre han creído que la divina Providencia eligió a Chartres como la primera iglesia de la Galia en acceder al conocimiento de los misterios de la Encarnación.

Además, cuando encontraron la túnica de la Virgen, intacta, entre los escombros de la catedral que se incendió la noche del 11 al 12 de junio de 1114, el entusiasmo fue tal que bastó una generación para reunir los fondos y reconstruir la Catedral.

El trabajo de reconstrucción se escalonó hasta 1220, cuando se colocaron las bóvedas. La catedral actual se completa en 1260, el año de la consagración en presencia de san Luis.

Este período gótico es realmente el tiempo de la Virgen. Sus inspiraciones más nobles apuntaban a la veneración de la Reina del Cielo y la catedral de Chartres era su palacio.

Así, Chartres es un famoso sitio mariano, comparable a lo que se ha convertido hoy en día Lourdes. Muchos pacientes son hospitalizados en uno de los inmensos costados de la cripta, en la que a veces pasan varias semanas. Se habla de muchas curaciones milagrosas atribuidas a la Virgen.


Felix F. Schwarz, Symbolique des cathédrales, visages de la Vierge (Simbología de las catedrales: los rostros de la Virgen).
Marie de Nazareth