Clicks14
Irapuato
1
Día 8 ¡El Admirable Corazón de María! 💖inmaculadocorazóndeMaria Mayo Mes de María Día 8 ¡El Admirable Corazón de María! 💖 Nicolás de Saussay, Abad Cisterciense, es el tercer evangelista del Coraz…More
Día 8 ¡El Admirable Corazón de María! 💖inmaculadocorazóndeMaria
Mayo Mes de María
Día 8

¡El Admirable Corazón de María! 💖

Nicolás de Saussay, Abad Cisterciense, es el tercer evangelista del Corazón sagrado de la Virgen es este santo y venerable Abad del Cister, que nos anuncia muchas y hermosas cualidades de este Corazón en una Salutación muy piadosa que ha compuesto. ❣

El Admirable Corazón de María es el espejo de gloria y claridad de los ángeles; el santuario de la divinidad que Dios mismo ha consagrado a su divina Majestad por el Espíritu Santo; que es el Sancta Sanctorum, y el arca de santificación; que es el Vaso de oro que lleva el maná del cielo, y el Sagrario inviolable de la Santísima Trinidad; que es el Retiro sagrado en que la Divinidad ha unido consigo a la humanidad en un abrazo de amor; es una copa preciosa y llena del más dulce néctar de una fe viva y perfecta, con la que el Rey del cielo ha sido embriagado, cuando este Corazón virginal ha pronunciado estas palabras: "he aquí la esclava del Señor"; que es la hoguera ardiente del divino amor y el paraíso de las delicias del Nuevo Adán.

En fin, he aquí cómo saluda al Corazón de María:
« Hablaré a tu Corazón. Oh María, hablaré a tu limpio Corazón, oh Señora del mundo; y adoraré en el templo santo de Dios (Ps. 5, 8 ) desde el interior de mi alma. Y desde lo más íntimo de ella saludaré a tu Corazón inmaculado que fue el primero en recibir dignamente al Hijo de Dios, cuando salía del seno del Padre."

Salve, Santuario único, que Dios santificó para si en su Santo Espíritu.

Salve, Sancta Sanctorum, que el Sumo Pontífice santificó con su ingreso (Hebr. 9).

Salve, Arca de santificación (Ps. 131, 8 ) que contiene en sí la Escritura del Dedo de Dios.
Salve, Urna dorada (Hebr.9, 4) que contiene el maná celeste, delicias de los ángeles.

Salve, Aula regia, Casa de cedro del verdadero Salomón, más suavemente olorosa que todos los cedros del Líbano.
Salve, áureo Reclinatorio (Cant. 3, 10), reposo gratísimo del Deseado, cuya cabeza es oro precioso
(Cant. 5, 11).

Salve Alacena aromática del celeste Especiero, llena de todas las especies preciosas de gracias y virtudes.
Salve Paraíso cultivado, al que nunca se atrevió a entrar el pérfido seductor de Eva.

Salve, fuente sellada (Cant. 4, 22) cuyos secretos veneros ni en lo más mínimo pudo nunca gustar el violador de corazones. ¿A quién te compararé, o quién igualaré, oh María, la bienaventuranza de tu Corazón? ¿Con qué palabras saludaré dignamente la dulce medula de tu casto pecho?

Vive, vive, y eternamente goza, oh santo, oh amantísimo Corazón, en el que la salud del mundo ha tenido principio; en el que la Divinidad, al traer la paz al mundo, ha abrazado a la humanidad.

Y seas lleno de alegría sempiterna, oh tú, Concha esmeraldina, cuyo verdor nunca desfallece; y en la cual diste a beber el dulce sorbo de una fe purísima, al rey eterno que tenía sed de nuestra salvación; entonces, en aquella hora, en que, al saludo del ángel, pronunciaste tu buena palabra (Ps. 44, 2): He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra. (Luc. 1, 38).

Entonces hiciste las delicias, entonces embriagaste su Corazón, y tanto que, desde entonces, clame alegre desde el cielo: mis delicias es estar con los hijos de los hombres (Prov.8, 31).

Que toda alma te alabe, oh Madre de dulzura, a t iy a tu Corazón bienaventurado, del que procedió nuestra salvación; que toda lengua piadosa te alabe por los siglos de los siglos.❣Amén

PRÁCTICA DE AMOR A MARÍA

Reza por la mañana y por la noche tres avemarías con el rostro en tierra o al menos de rodillas, añadiendo después de cada avemaría la oración: Oh María, por tu pura e inmaculada concepción, haz casto mi cuerpo y santa mi alma. Luego pídele la bendición a María como tu Madre que es. Así lo hacía san Estanislao. Después colócate bajo el manto protector de nuestra Señora, pidiéndole que libre tu alma durante el día y la noche sin pecado alguno.

Las Glorias de María.

JACULATORIA

Si la sigues no te perderás, si le rezas no te desesperarás, si piensas en ella no te equivocarás, sostenido por ella no caerás, defendido por ella no temerás, si te guía no te cansarás, si te es propicia llegarás a la meta.
Irapuato
perceo3