Clicks9

Despierta...

Con manzanitas te voy a explicar como el punto medio de tu vida, donde debes empezar, está en medio entre el padre y la madre y entre el espíritu y la materia. Naturalmente: El resultado del amor …More
Con manzanitas te voy a explicar como el punto medio de tu vida, donde debes empezar, está en medio entre el padre y la madre y entre el espíritu y la materia.

Naturalmente:

El resultado del amor del padre + el amor de la madre, dan como resultado al hijo, independiente si es deseado o no, se va a tener y eso implica una relación directa con Dios, porque el alma que moverá ese cuerpo es tu
escencia, eso eres, un alma con cuerpo ya no un cuerpo con alma

Sobrenaturalmente:

Se dice que nadie puede tener a Dios como padre, sino tiene primero a la iglesia católica como madre y el resultado es un hijo de la iglesia, se ve aquí el alma en toda la extensión de la Palabra.

Hijo, alma, es el resultado de una cuestión natural y espíritual, donde todo el ser está interconectado.

Tesalonicenses 5, 23 " Que El, el Dios de la paz, os santifique plenamente, y que todo vuestro ser, el espíritu, el alma y el cuerpo, se conserve sin mancha hasta la Venida de nuestro Señor Jesucristo."

El cuerpo físico, está muerto sino tiene un alma que lo mueva, no es energía, es un alma, hecha de las mismas manos del creador, tu dueño y salvador.

Está alma al bautizarnos, recibimos al espíritu Santo, que con el tiempo, dicha alma, tiene que ser espiritualizada por medio de la doctrina católica, mediante su iglesia y sus sacramentos.

Job 12, 10 "El, que tiene en su mano el alma de todo ser viviente y el soplo de toda carne de hombre."

Salmo 6, 4 (5) "Vuélvete, Yahveh, recobra mi alma, sálvame, por tu amor."

De una manera vertical, hay una responsabilidad hacía con los padres físicos y según se crezca espíritualmente, se tendrá con la iglesia católica.

Horizontalmente tiene sus responsabilidades espirituales, que se unen al cuerpo, mediante el alma, el alma actúa en el cuerpo físico, para caminar en la tierra, pero se tiene que tener la vista siempre puesta en el cielo.

Así el punto medio de tu vida, donde debes empezar entre el padre y la madre y entre el espíritu y la materia (cuerpo), como hijo, tu responsabilidad es a través del alma.

Si eres ese punto rojo de en medio, no puedes estar rígido, sin moverte, porque Dios vomita a los tibios, si caminas hacia arriba, te toparas con la doctrina del padre, si caminas a tu izquierda, re toparas con el espíritu Santo, si caminas hacia abajo, te toparas con la iglesia y dónde lo quieras ver, para tu salvación debes de ser obediente a la palabra de Dios.

Solo hay una salida falsa, el que camines a tu derecha, donde está la materia, tu cuerpo, ahí no hay normas y lineamientos, solo se es carne y se vive según tus instintos, como animalito irracional y viviendo así, hay una gran posibilidad de que te condenes.

Salmo 42, 2 (3) "Tiene mi alma sed de Dios, del Dios vivo; ¿cuándo podré ir a ver la faz de Dios?".

El amor humano busca cariño, el del alma a Dios

Sabiduría 3, 1 "En cambio, las almas de los justos están en las manos de Dios y no les alcanzará tormento alguno."

Lucas 1, 46-47 "Y dijo María: «Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu = se alegra en Dios mi salvador =".

Juan 3, 6 "Lo nacido de la carne, es carne; lo nacido del Espíritu, es espíritu."