San Benedicto José Labré
Sin duda la acción ordinaria del demonio es la tentación. Pero no se está hablando de eso.
Chus Bas Bas
San José es nuestro gran protector contra los demonios diarios o tentaciones. Su actuación es casi instantánea al invocar su ayuda, si estamos en Gracia.
Porque además de las posesiones y obsesiones que siempre actúan después de acceder libremente a una idolatría pagana ( un "ismo" o un ritual que no viene de Dios). Nosotros vivimos en un mundo plenamente rodeado de espíritus del mal, que no son …More
San José es nuestro gran protector contra los demonios diarios o tentaciones. Su actuación es casi instantánea al invocar su ayuda, si estamos en Gracia.
Porque además de las posesiones y obsesiones que siempre actúan después de acceder libremente a una idolatría pagana ( un "ismo" o un ritual que no viene de Dios). Nosotros vivimos en un mundo plenamente rodeado de espíritus del mal, que no son más que siervos de Satanás.
Sí perdiesemos la luz del sol y los astros. Sí una mañana no acudiese la luz de un nuevo día y entrásemos en la noche, esa tiniebla nos permitiría verlos.
Lo mismo ocurrirá en el momento de nuestra muerte. Sólo la llamada del Espíritu Santo nos extraerá libres hacia su luz, fuera de la voracidad del Principado de las tinieblas y su abismo eterno.