Clicks16
jamacor

España: Un juzgado investiga la vulneración de la libertad religiosa durante la pandemia

Un juzgado investiga la vulneración de la libertad religiosa durante la pandemia

Por Carlos Esteban | 09 abril, 2021
Un Juzgado de Madrid ha iniciado una investigación por un presunto delito contra la libertad religiosa en España durante el confinamiento por la pandemia de coronavirus, informa ACI Prensa.

La Asociación de Abogados Cristianos ha hecho público un comunicado para informar de que el Juzgado de Instrucción nº 5 de Madrid ha ordenado la apertura de diligencias contra José Manuel Franco, y antiguo delegado socialista del Gobierno en la Comunidad de Madrid.

La actuación judicial responde a la denuncia de la asociación contra Franco después de que la Policía Municipal interrumpiera la celebración de la Misa de Domingo de Pascua de 2020, que se estaba retransmitiendo por Internet, en la iglesia de San Jenaro de Madrid, en la capital de España, y sancionara al sacerdote y a su ayudante.

Según la denuncia, los policías obligaron al sacerdote a interrumpir la Misa y a retirar el altar en cumplimiento de instrucciones dadas por la Delegación del Gobierno que, de esa manera, habría incurrido en un delito de “interrupción de culto”, que figura en el artículo 523 del Código Penal español.

Además, Abogados Cristianos, en su denuncia, recuerda que en el mismo Real Decreto en virtud del cual se declaró el Estado de Alarma, señalaba en el artículo 11 que “la asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, se condicionan a la adopción de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas, en función de las dimensiones y características de los lugares, de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de, al menos, un metro”.

Asimismo, la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, subrayó que “en el Real Decreto había un anexo en el que se detalla de forma exhaustiva la relación de equipamientos y actividades cuya apertura al público queda suspendida, entre las que no se encontraban las iglesias u otros lugares de culto análogos”.

Según ese argumento, Polonia Castellanos concluye que el gobierno español “ha aprovechado la pandemia para vulnerar ilegalmente derechos fundamentales de los ciudadanos, como es el derecho a la libertad religiosa”.