ANNA LU
2286
ANNA LU
ANNA LU
En el día de su cumpleaños num ,38 entró triunfante a la CDMEX. , los dieciséis mil hombres del «Ejército Trigarante», realistas e insurgentes unidos, entraron a la capital. Era la primera vez que el movimiento independentista se hacía presente en la «Ciudad de los Palacios» cuyos edificios de tezontle rojo y negro, según Humboldt, podían «figurar muy bien en las mejores calles de París, Berlín …More
En el día de su cumpleaños num ,38 entró triunfante a la CDMEX. , los dieciséis mil hombres del «Ejército Trigarante», realistas e insurgentes unidos, entraron a la capital. Era la primera vez que el movimiento independentista se hacía presente en la «Ciudad de los Palacios» cuyos edificios de tezontle rojo y negro, según Humboldt, podían «figurar muy bien en las mejores calles de París, Berlín y Petersburgo». La primera vez y la definitiva. La bandera de aquel ejército que simbolizaba el contenido del Plan de Iguala fue tan popular que, con leves modificaciones, sería adoptada como bandera nacional: sobre el fondo blanco que representaba la pureza de la religión católica, al lado del verde que aludía a la independencia y del rojo encarnado que recordaba a España, se colocó el emblema de la mítica fundación de México-Tenochtitlan por los aztecas: un águila que, sobre un nopal, devora una serpiente. «Aquel 27 de septiembre», escribiría Alamán, «ha sido ... el único día de puro entusiasmo y de gozo, sin mezcla de recuerdos tristes o de anuncios de nuevas desgracias, que han disfrutado los mexicanos.» México nacía de una múltiple reconciliación, de un abrazo entre realistas e insurgentes, entre peninsulares, criollos, indios, castas y mestizos, entre el pasado prehispánico y los tres siglos coloniales, entre la rama y el tronco. La opinión mayoritaria del momento lo percibió así y atribuyó a Iturbide el mérito principal no sólo en la consumación de la independencia sino en el proyecto equilibrado y pertinente que discurrió para la nueva nación.
Enrique Krauze-La mayoría de los mexicanos comparten un error histórico muy grave: no reconocen a Agustín de Iturbide (1783-1824) como el libertador de México, por prejuicios ideológicos heredados desde el siglo XIX, afirma tajante Jaime Olveda...los masones que tomaron el poder CAMBIARON LA HISTORIA favoreciendo a los suyos ...