Clicks331
jamacor

Mons. Zhang Weizhu sigue desaparecido, preocupación en el episcopado, silencio en la Santa Sede

Monseñor Joseph Zhang Weizhu, obispo de Xinxiang (China), confesor de la fe católica

DETENIDO POR NEGARSE A FORMAR PARTE DE LA IGLESIA PATRIÓTICA FIEL AL PARTIDO COMUNISTA

Mons. Zhang Weizhu sigue desaparecido, preocupación en el episcopado, silencio en la Santa Sede

¿Dónde está el obispo Joseph Zhang Weizhu? Meses después de ser arrestado junto con otros clérigos católicos y seminaristas por no querer unirse a la Iglesia Patriótica Católica China, fiel al Partido Comunista, se desconoce la suerte del obispo de 63 años.
5/08/21 8:51 AM

(CNAD/InfoCatólica) Mons. Zhang ha sido obispo de Xinxiang, en la provincia china de Hebei, desde 1991. Está reconocido por la Santa Sede, pero no por la dictadura comunista. Hay alrededor de 100.000 católicos en su diócesis, según un informe de UCA News.

Cerca de 100 policías participaron en una operación contra el obispo y otros clérigos los días 20 y 21 de mayo. Sus «crímenes»: No reconocen a la Igleisa Patriótica controlada por el Partido Comunista como una iglesia legítima.

Una de las acciones policiales fue una redada en el seminario de Cangzhou, que se encuentra en una pequeña fábrica que pertenece a un seglar católico. Según los informes, la policía arrestó a diez sacerdotes, incluidos profesores y pastores, y diez seminaristas. Tres estudiantes escaparon durante la redada en el seminario, pero luego fueron arrestados.

Desde entonces, los seminaristas fueron entregados a sus familias y no se les permite continuar sus estudios de teología.

Tanto el obispo como los sacerdotes recibieron «formación política». Aunque el clero fue posteriormente liberado, el destino del obispo Zhang sigue sin estar claro.

Las nuevas reglas de China contra la libertad de culto entraron en vigor en mayo. Los obispos católicos deben ser reconocidos y ordenados por la Conferencia Episcopal de la Iglesia Patriótica. El clero tiene que apoyar la dirección del Partido Comunista y tiene que obtener de forma periódica «certificados» para poder continuar con su trabajo pastoral. Los clérigos solo pueden participar en actividades religiosas en instituciones registradas y controladas por el estado. Esto incluye los seminarios.

En el pasado, el obispo Zhang fue arrestado y liberado varias veces por presuntas violaciones de la ley china. Se le prohibió supervisar las finanzas y los recursos de su diócesis. En 2010, el gobierno obligó al obispo a aceptar un administrador estatal para supervisar la diócesis e informar a las autoridades estatales.

Las autoridades también cerraron escuelas católicas y guarderías en Xinxiang el año pasado al prohibir la actividad escolar de grupos religiosos.

Un informe del 22 de julio en la revista Bitter Winter analizó los arrestos relacionados con la objeción de conciencia.

«El Vaticano no fomenta la objeción de conciencia de ninguna manera, pero ha reconocido que estos creyentes siguen siendo católicos inocentes y espera que sean tratados 'con respeto' por las autoridades chinas», dijo el informe. «En cambio, van a ir a la cárcel».

Bitter Winter es una publicación del Centro de Estudios de Nuevas Religiones con sede en Turín, que se ocupa de la libertad religiosa y los derechos humanos en China y en todo el mundo. El informe sobre China fue escrito por Wu Xiuying, quien usa un seudónimo por razones de seguridad.

La objeción de conciencia se ha convertido en un fenómeno importante, dijo el informe, citando a un sacerdote anónimo en la provincia de Henan que dijo: «No estamos viendo un resultado positivo del acuerdo con el Vaticano».

«Rezamos por el Papa todos los días, pero creemos que ha recibido información falsa sobre China. No nos uniremos a la Iglesia Patriotica», dijo el sacerdote.

Mientras que el cardenal secretario de Estado Pietro Parolin y el papa Francisco permanecen en silencio persistentemente sobre la escalada de la situación en China, otros obispos han defendido al hermano ministerial desaparecido.

En junio, el presidente de la Conferencia Episcopal francesa y arzobispo de Reims, Mons Eric de Moulins-Beaufort, expresó «profunda preocupación»« por el arresto del obispo Zhang, los otros clérigos y los seminaristas.

El arzobispo envió «los saludos fraternos de los católicos de Francia» al obispo Zhang y los demás detenidos.

Archivado en: Acuerdo Vaticano-China; China; iglesia perseguida; Mons. Zhang Weizhu