Clicks71
jamacor

China: «La persecución de los religiosos católicos no cesa»

China: «La persecución de los religiosos católicos no cesa»

Noticias asiáticas

Por INFOVATICANA | 28 julio, 2021

(Asian News/InfoVaticana)- La consagración se ajusta al acuerdo sino-vaticano sobre nombramientos episcopales. Mons. Li había sido nombrado hace un año. La policía detuvo al padre Joseph Liu, de la diócesis de Mindong: fue torturado durante 10 horas, y se le obligó a unirse a la Iglesia Independiente, expresión del Partido Comunista Chino.

Li Hui es el nuevo obispo colaborador de Pingliang, en la provincia de Gansu, al norte de China. La ceremonia de consagración se celebró hoy en la catedral de la diócesis local. La misa estuvo presidida por Ma Yinglin, obispo de Kunming, Yunnan, presidente de la Conferencia Episcopal China y vicepresidente de la Asociación Patriótica Católica china. Los dos órganos de la «Iglesia independiente» son una expresión del Partido Comunista Chino

A la ordenación también asistieron Han Jide, titular de la diócesis de Pingliang, Guo Jincai, obispo de la diócesis de Chengde y Han Zhihai, obispo de la diócesis de Lanzhou. El padre Yang Yu, subsecretario general de la Conferencia Episcopal China, leyó la carta de aprobación. En la catedral estuvieron presentes más de 30 sacerdotes y 20 religiosas, representantes de la Asociación Patriótica y fieles de la diócesis.

La consagración del obispo Li se ajusta al acuerdo de China y el Vaticano sobre los nombramientos episcopales en China. Esta es la tercera ordenación episcopal desde que se renovó el acuerdo, en octubre del año pasado: la primera fue la del obispo de Qingdao; y la segunda, la del titular de la diócesis de Hongdong-Linfen.

Li Hui nació en 1972 en el condado de Meixian. Ingresó en el seminario preparatorio de la diócesis de Pingliang en 1990 y se graduó en el Instituto Teológico y Filosófico católico chino en 1996. Ese mismo año se ordenó sacerdote y luego estudió en la Universidad de Renmin. Su nombramiento como obispo colaborador de Pingliang fue el 24 de julio de 2020.

Mientras tanto, en el día de ayer, el padre Joseph Liu, de la diócesis de Mindong, fue detenido por la policía por su negativa a unirse a la Iglesia Independiente. Según fuentes de AsiaNews, a causa de su resistencia, fue sometido a una violencia terrible, como pueden ver en la foto: «Después de torturarlo durante 10 horas, seis policías le cogieron de la mano y le obligaron a firmar. La persecución de los religiosos católicos no cesa».

La detención del padre Liu demuestra que el acuerdo entre el Vaticano y China sobre el nombramiento de obispos no ha cambiado la dinámica del pasado, ya que el Partido sigue controlando férreamente las actividades del personal religioso.

Algo similar ocurrió con el obispo de Xinxiang, Joseph Zhang Weizhu. Tras ser detenido en mayo junto con 10 sacerdotes y otros tantos seminaristas, aún se desconoce su paradero.

El 22 de septiembre de 2018, China y la Santa Sede firmaron un acuerdo sobre el nombramiento de obispos en China. El portavoz del Vaticano en ese momento, Greg Burke, describió el acuerdo como “no político sino pastoral, permitiendo a los fieles tener obispos en comunión con Roma, pero al mismo tiempo reconocidos por las autoridades chinas”. El acuerdo quedó renovado el pasado octubre por dos años más.