Clicks12

San Juan de Capistrano - el 23 de octubre

Irapuato
21
MargaritaFoundation Se ha dicho que los santos cristianos son los mejores optimistas del mundo. No ciegos a la existencia y las consecuencias del mal, basan su confianza en el poder de la redención …More
MargaritaFoundation Se ha dicho que los santos cristianos son los mejores optimistas del mundo. No ciegos a la existencia y las consecuencias del mal, basan su confianza en el poder de la redención de Cristo. El poder de conversión a través de Cristo se extiende no solo a las personas pecaminosas sino también a los eventos calamitosos. Imagina haber nacido en el siglo XIV. Un tercio de la población y casi el 40 por ciento del clero fueron exterminados por la peste bubónica. El cisma occidental dividió la Iglesia con dos o tres reclamantes ante la Santa Sede al mismo tiempo. Inglaterra y Francia estaban en guerra. Las ciudades-estado de Italia estaban constantemente en conflicto. No es de extrañar que la oscuridad dominara el espíritu de la cultura y los tiempos. Juan Capistrano nació en 1386. Su educación fue minuciosa. Su talento y éxito fueron geniales. Cuando tenía 26 años fue nombrado gobernador de Perugia. Encarcelado después de una batalla contra los Malatestas, decidió cambiar su estilo de vida por completo. A los 30 años ingresó en el noviciado franciscano y fue ordenado sacerdote cuatro años después. La predicación de Juan atrajo grandes multitudes en un momento de apatía religiosa y confusión. Él y 12 hermanos franciscanos fueron recibidos en los países de Europa central como ángeles de Dios. Fueron fundamentales para revivir una fe y devoción moribundas. La Orden franciscana misma estaba turbada por la interpretación y observancia de la Regla de San Francisco. Gracias a los incansables esfuerzos de Juan y su experiencia en derecho, los heréticos Fraticelli fueron reprimidos y los "Espirituales" fueron liberados de la interferencia en su observancia más estricta. Juan de Capistrano ayudó a lograr una breve reunión con las iglesias griegas y armenias. Cuando los turcos capturaron Constantinopla en 1453, John recibió el encargo de predicar una cruzada por la defensa de Europa. Obteniendo poca respuesta en Baviera y Austria, decidió concentrar sus esfuerzos en Hungría. Lideró al ejército a Belgrado. Bajo el mando del gran general Juan Hunyadi, obtuvieron una victoria abrumadora y se levantó el asedio de Belgrado. Agotado por sus esfuerzos sobrehumanos, Capistrano fue una presa fácil de una infección después de la batalla. Murió el 23 de octubre de 1456. ------ FUENTE: www.franciscanmedia.org/saint-john-of-capistrano/ TRADUCIDO POR GOOGLE TRANSLATOR
Irapuato
perceo3 likes this.
Irapuato
Santos del Día:

San Juan de Capistrano, religioso presbítero (1 coms.) - Memoria litúrgica

San Juan de Capistrano, presbítero de la Orden de Hermanos Menores, que luchó en favor de la disciplina regular, estuvo al servicio de la fe y costumbres católicas en casi toda Europa, y con sus exhortaciones y plegarias mantuvo el fervor del pueblo fiel, defendiendo también la libertad de los …More
Santos del Día:

San Juan de Capistrano, religioso presbítero (1 coms.) - Memoria litúrgica

San Juan de Capistrano, presbítero de la Orden de Hermanos Menores, que luchó en favor de la disciplina regular, estuvo al servicio de la fe y costumbres católicas en casi toda Europa, y con sus exhortaciones y plegarias mantuvo el fervor del pueblo fiel, defendiendo también la libertad de los cristianos. En la localidad de Ujlak, junto al Danubio, en el reino de Hungría, descansó en el Señor.

Santos Servando y Germán, mártires

Cerca de Gades, en la provincia hispánica de Bética, santos Servando y Germán, mártires en la persecución bajo el emperador Diocleciano.

Santos Juan y Jacobo, mártires

En Persia, los santos mártires Juan, obispo, y Jacobo, presbítero, que fueron encarcelados durante el reinado de Sapor II y al cabo de un año consumaron su lucha muertos a espada.

San Teodoreto, presbítero y mártir

En Antioquía de Siria, san Teodoreto, presbítero y mártir, que, según narra la tradición, fue apresado por Juliano el Apóstata, regente de Oriente, y, por persistir en la confesión de la fe cristiana, fue martirizado.

San Severino de Colonia, obispo

En la ciudad de Colonia, en Germania, conmemoración de san Severino, obispo, digno de alabanza por sus virtudes.

* San Severino Boecio, mártir

En Pavía, en la Liguria, conmemoración de san Severino Boecio, mártir, insigne por su ciencia y sus escritos, que estando encarcelado compuso un tratado sobre la consolación de la filosofía, y sirvió a Dios con fidelidad hasta la muerte que le infligió el rey Teodorico.

* San Juan de Siracusa, obispo

En Siracusa, ciudad de Sicilia, san Juan, obispo, de quien el papa san Gregorio I Magno alabó las costumbres, la justicia, la sabiduría, el modo de aconsejar y el cuidado de los bienes de la Iglesia.

San Román de Rouen, obispo

En Rouen, de Neustria, san Román, obispo, que abatió los símbolos de los paganos que eran aún venerados en su ciudad, convenció a los buenos a mejorar y a los malos a abandonar su conducta.

San Benito de Herbauge, presbítero

En la región de Herbauge, cerca de Poitiers, en Aquitania, de la Galia, san Benito, presbítero.

San Ignacio de Constantinopla, obispo y confesor

En Constantinopla, san Ignacio, obispo, que, por haber reprendido al césar Bardas por el repudio de su legítima esposa, fue objeto de injurias y desterrado. Restituido a su sede por intervención del papa san Nicolás I, descansó en la paz del Señor.

* Santa Etelfleda, abadesa

En Rumsey, en Inglaterra, santa Etelfleda, que. aún adolescente, se consagró al Señor en el monasterio fundado por su padre Etelwodo y, elegida abadesa, lo gobernó durante largos años hasta su muerte.

* San Alucio, laico

En Campugliano, de la Toscana, san Alucio, pacífico hacedor del bien hacia los pobres y peregrinos, y liberador de cautivos.

Beato Juan Bono, eremita

En Mantua, ciudad de la Lombardía, beato Juan Bono, eremita, que siendo joven abandonó a su madre y vagó por diversas partes de Italia, haciendo de malabarista y comediante. A los cuarenta años, con motivo de una enfermedad, prometió a Dios abandonar el mundo para darse a Cristo y a la Iglesia en el amor y la penitencia, para lo cual fundó una congregación a la que dio la Regla de san Agustín.

Beato Juan Ángel Porro, religioso presbítero

En Milán, también de la Lombardía, beato Juan Ángel Porro, presbítero de la Orden de los Siervos de María, que, siendo prior del convento, todos los días festivos estaba en la puerta de la iglesia, o recorría las calles, para reunir a los niños y enseñarles la doctrina cristiana.

Beato Tomás Thwing, presbítero y mártir (2 coms.)

En York, en Inglaterra, beato Tomás Thwing, presbítero y mártir, que, acusado falsamente de conspiración, alcanzó la palma del martirio al ser ahorcado y descuartizado, por orden del rey Carlos II.

Beatas María Clotilde Ángela de San Francisco de Borgia Paillot y sus cinco compañeras, vírgenes y mártires

En Valenciennes, en Francia, beatas María Clotilde Angela de San Francisco de Borgia (Clotilde Josefa) Paillot y sus cinco compañeras, vírgenes y mártires, que durante la Revolución Francesa, por estar consagradas a Dios fueron condenadas a muerte, y en presencia del pueblo subieron al patíbulo serenamente. Sus nombres son: Beatas María Escolástica Josefa de San Jacobo (María Margarita Josefa) Leroux y María Córdula Josefa de Santo Domingo (Juana Ludovica) Barré, de la Orden de las Ursulinas; Josefina (Ana Josefa) Leroux, de la Orden de las Clarisas; María Francisca (María Lievina) Lacroix y Ana Maria (María Augustina) Erraux, de la Orden de Santa Brigida.

San Pablo Tong Viet Buong, mártir

En la ciudad de Tho-Duc, en Annam san Pablo Tong Viet Buong, mártir, que, siendo soldado, sufrió la muerte por Cristo en tiempo del emperador Minh Mang.

Beato Arnoldo Rèche, religioso

En Reims, en Francia, beato Arnoldo (Julio Nicolás) Rèche, hermano del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, que, dócil a la acción del Espíritu Santo, se entregó por completo a la formación de los jóvenes en su condición de maestro, mostrándose igualmente asiduo a la oración.

Beatos Ildefonso García y cinco compañeros, mártires

En Ciudad Real, en España, beatos mártires Ildefonso García Nozal y Justiniano Cuesta Redondo, presbíteros, y Eufrasio de Celis Santos, Honorino Carracedo Ramos, Tomás Cuartero Gascón y José María Cuartero Gascón, religiosos de la Congregación de la Pasión, que por Cristo y por la Iglesia fueron fusilados durante la persecución religiosa.

Beato Leonardo Olivera Buera, presbítero y mártir

En la localidad de El Saler, de la provincia de Valencia, también en España, beato Leonardo Olivera Buera, presbítero y mártir, que en la misma persecución religiosa alcanzó el premio eterno al imitar la pasión de Cristo.

Beatos Ambrosio León Lorente Vicente y dos compañeros, religiosos mártires

En la aldea de Benimaclet, también en la región valenciana, en España, beatos Ambrosio León (Pedro) Lorente Vicente, Florencio Martín (Álvaro) Ibáñez Lázaro y Honorato (Andrés) Zorraquino Herrero, religiosos del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y mártires, que durante la misma persecución derramaron su sangre por Cristo.