01:33:31
Yugo
263

El barco de la IGLESIA a punto de HUNDIRSE¨Un Cafe con Galat

El barco de la IGLESIA a punto de HUNDIRSE¨Un Cafe con GalatMore
El barco de la IGLESIA a punto de HUNDIRSE¨Un Cafe con Galat
Yugo
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 18 de Junio de 1989.


Rosario:– ¡Padre, Padre!
Señor: – Soy el AMIGO FIEL que vengo a introducirMe entre los hombres, y en estos momentos quiero deciros que habéis sido invitados a este Sagrado Lugar para algo muy especial.
Todos tendréis la gran obligación de ESTAR UNIDOS en todo momento, para compartir este dolor de estos pequeños …
More
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 18 de Junio de 1989.


Rosario:– ¡Padre, Padre!
Señor: – Soy el AMIGO FIEL que vengo a introducirMe entre los hombres, y en estos momentos quiero deciros que habéis sido invitados a este Sagrado Lugar para algo muy especial.
Todos tendréis la gran obligación de ESTAR UNIDOS en todo momento, para compartir este dolor de estos pequeños hijos Míos, hasta que el Padre les devuelva lo que él tanto desea.
No creas hija Mía que estás sola... Mi Madre y Yo estamos compartiendo tu dolor... te suplico que Me esperes.
Mí Padre muy pronto devolverá lo que con tanta ansiedad tu deseas, hija Mía.

(Todos los presentes oramos al Señor por la curación de la vista del dueño de la casa en que está teniendo lugar el Mensaje del Señor, y el Señor consuela a la esposa del mismo con estas tiernas y consoladoras frases.)
Hijos Míos, hijos Míos es tan necesario que todos UNIDOS vengáis a consolar a Mi Madre, Mi Santa Madre... es tan inmenso Su dolor por todos los hombres, que pide en todo momento que seáis fieles a Ella, que es cuanto Yo deseo.
SI NO AMAIS A MI MADRE, ESTAIS LEJOS DE MÍ.

Hermanos Míos, sería tan necesario que aprendieran ustedes a compartir el dolor de los demás... compartiendo el dolor...
No vengo para jugar con vosotros... vengo para deciros que Me esperéis.
Aunque es pequeña (una flor blanca) pero es el color más bello que Yo deseo, éste es el color más querido de Mi Madre... y Yo Me dirijo con él, para comunicarte, hijo Mío, (Privado para G.I.): ESPÉRAME, hermano Mío, ESPÉRAME QUE TODO VENDRA A SU DEBIDO TIEMPO.
NO QUIERO QUE MI MADRE SEA AGOBIADA, PORQUE MI MADRE ESPERA LA LUZ DEL PADRE PARA ENTREGÁRTELA, hijo Mío.
No vivas con la desesperanza de que lo has perdido todo... vive con la esperanza de que recobrarás lo que tú crees que has perdido.
Este SANTO LUGAR es muy necesario a los hombres... es un LUGAR escogido por Mi Santa Madre... quiero que tengáis confianza en él. (El Sagrado Lugar)
LLEVAD pequeños frascos de agua para ser bendecidos.
Hermanos en la Luz... solamente hermanos en las tinieblas... por eso les suplico a los hombres que tienen que darse prisa.
YO LES SUPLICO A LOS HOMBRES QUE NO SIENTAN VERGÜENZA DE VENIR A MI MADRE, QUE MI MADRE SERA VUESTRA PROTECCION.
(Bendice el Señor agua y dice): – Con una gota habrá para todos.
Bebe G. (Privado para G.I.) que te revistas de valor para que en ningún momento puedas lastimar tu fe hijo Mío, que cada día tu Fe se sienta más resplandeciente para dar testimonio a los demás, hijo Mío, porque Mi Madre ha hecho contigo un pacto hijo Mío y ESE PACTO SERA CUMPLIDO.
EspéraLa, espéraLa hijo Mío, porque lentamente llegará a ti.
Os cruzareis en el mismo camino, beberéis en el mismo manantial, escuchareis la misma voz y bebed todos de esta agua, bebed todos de este agua.
(Todos los Presentes vamos bebiendo unas gotitas del agua bendecida por el Señor)
Pero no creer hijos Míos que Yo he venido para pasar el tiempo entre vosotros.
He venido para algo muy importante, algo tan importante que no podéis comprenderlo... algo que la mente del hombre no puede aceptar en ningún momento.
El hombre solamente piensa en sus derechos... pero Yo le digo al hombre que todos tenemos un DEBER que cumplir, y cumpliremos estando TODOS UNIDOS.
VOY A BAJAR AL SUELO.
Tú vas a tener el Privilegio hija Mía (A. P. J. dueña de la casa) de que Yo ponga las Plantas en este suelo.
Lo haré para que te sientas protegida, para que no pierdas la esperanza, para que te revistas de fortaleza para que tus pupilas jamás sean mojadas.
No quiero lágrimas en tus ojos... Yo quiero una sonrisa.

Nada puede estar perdido cuando hay una esperanza... en su regreso... por eso hija Mía, espéraMe... a Mi Santa Madre y a Mí.
Rosario:– Hace tanto tiempo que no Te veo en el suelo.
Señor:– Me ha manifestado de esta manera para deciros que he llegado adonde Yo voy a llegar... pero solamente el Padre puede ordenar lo que Yo tengo que hacer... pero no los hombres.
He permitido en estos momentos de estar unidos a vosotros en este Lugar, para que puedan ustedes comprender que para llegar a MÍ NO HAYA FRONTERAS... SOLAMENTE HAY UN CAMINO QUE RECORRER... UN CAMINO LLENO DE DOLOR Y SACRIFICIO... ESE CAMINO AL FINAL DEL CUAL ENCONTRAREIS LA SALVACION DE VUESTRAS ALMAS.
– (Privado para Ch. de M.): – ¿Qué piensas, qué piensas hija Mía, con tanto silencio en tu corazón? No puedes comprender, que en estos momentos tengo Yo fija Mi mirada en ti, Mi mirada es fija hija Mía... soy el Padre... soy el Hijo... soy el Espíritu del Padre, pero Me he fijado en ti por el silencio que he visto en tu corazón.
Tú quisieras manifestarMe algo, pero apenas puedes hija Mía.
¡ORAD TODOS! aunque la ORACION sea desagradable para vosotros... ¡ORAD!
ORAD POR EL AMOR Y LA UNIDAD, POR EL SILENCIO Y LA COMPRENSION.
No vivir para estar sedientos de Mí... HOY ESTAIS A TIEMPO DE BEBER... OS ESTOY OFRECIENDO EL MANANTIAL DE MI CORAZON.
Muchos de vosotros no Me comprendéis, pero Yo quisiera que cada uno de vosotros tuviera algo que decir al mundo, aunque sé que costará mucho decirle al mundo: HE CONVIVIDO UNOS MOMENTOS CON UN SEÑOR QUE EN UN TIEMPO LE LLAMARON JESUS... JESUS DE NAZARET.
YO SOY JESUS, SOY EL CAMINO Y LA FE... SOY LA VIDA Y TAMBIEN EL DOLOR... aquel dolor que el hombre siente en su corazón cuando está lejos de Mí.
Si el hombre pudiera en unos momentos, comprender que VINIENDO A MÍ, terminaría su dolor y tanta angustia como hay en su corazón.
Hijos Míos, hermanos y amigos, quisiera deciros que en todo momento que SOIS HIJOS DE LA LUZ, pero desgraciadamente tengo que deciros que es más inmensa la OBSCURIDAD DE LAS TINIEBLAS, que el CAMINO DE LA LUZ.
La Obscuridad de las tinieblas, cada día es más inmensa, cada día os estáis quedando más sin Camino.
Os digo humildemente que, BIENAVENTURADO SERA AQUEL QUE EN NINGUN MOMENTO HAYA DUDADO DE VENIR A MÍ.
El que duda de venir a Mí, no verá en ningún momento la LUZ del Padre.
No vengo, no vengo para perder el tiempo entre los hombres, vengo para deciros que TODOS UNIDOS tendréis más fuerza para vencer tanto ODIO como hay en vuestros corazones, aunque ustedes no puedan comprenderlo... pero EL ODIO SE HA SEPARADO DEL AMOR Y YA NO EXISTE AMOR ENTRE LOS HOMBRES.
YA SOLAMENTE HAY ODIO.
En ningún momento crean ustedes que Yo soy el mayor... en este momento Me manifiesto a los hombres y les comunico que soy el más pequeño.
Soy tan pequeño y Mis palabras tan sencillas, que apenas Me comprenden los hombres... y los más pequeños son los que dicen la Verdad, aquellos pequeños que son pequeños de corazón, aquellos cuya alma es blanca...
– (Privado para M. de M.): – Hija Mía, hija Mía Mis Palabras no pueden morir en tu corazón... Mis Palabras tienes que hacerlas presentes a tus hermanos.
Diles a todos cuanto tú veas, hija Mía, que Yo no puedo morir en el corazón de los hombres, que solamente encontrarán UNA VERDAD, QUE ESA VERDAD ES MI MADRE, porque pronto, muy pronto, TODOS SEREIS TESTIGOS DE LA GRAN CONFUSION QUE ATORMENTARA A LA TIERRA...
PORQUE EL ANTICRISTO ESTA YA TOCANDO CON SUS MANOS LA SILLA DE PEDRO... y depende de vuestra UNION Y ORACION,
para que eso no pueda suceder, para que no pueda deshacer lo que con tanto AMOR, El Padre edificó para los hombres.
No serán ustedes (= los fieles), SERAN LOS MISMOS MINISTROS LOS QUE ENTREGARAN LA SILLA DE PEDRO EN LAS GARRAS DEL ANTICRISTO.
Lo mismo que Yo fui vendido por unas monedas... LA SILLA DE PEDRO SERA TAMBIEN ENTREGADA POR ESAS MISMAS MONEDAS AL ANTICRISTO.

Por favor, estad alerta no dejaros engañar ¡no!
Tened Fe y creed en Mis Palabras, que LAS PALABRAS DEL PADRE SON SAGRADAS Y LO SAGRADO EL HOMBRE NO LO PUEDE TOCAR... si el hombre toca lo SAGRADO morirá vuestra Fe.
Porque, Yo, como Padre e Hijo y Espíritu, vengo a decirles en cada momento las mismas frases, siempre llegará diciendo las mismas Palabras: AMOR y UNION, ORACION... pero no puedo decirles: HOY SE VISTEN DE NEGRO Y MAÑANA DE BLANCO.
(Alude a la necesidad de la fidelidad a la Tradición y Obediencia al Santo Padre)
Yo quiero que siempre sean ustedes fieles a Mí... no podéis caminar por DOS CAMINOS DISTINTOS.
SOLAMENTE HAY UN CAMINO PARA LLEGAR A MÍ: ES EL CAMINO DEL AMOR.
MI CAMINO ES AMOR
Sí no amáis, marchitarán ustedes todo cuanto tocáis.

Rosario:– No Os entiendo bien, Padre mío.
Señor: – El que tiene AMOR, tiene interioridad.
(El Señor se dirige ahora al sacerdote residente en este Sagrado Lugar, a quien dice el siguiente mensaje): – F. bendice hijo Mío, para que tú puedas entender, que tú también serás testigo de estos momentos que estamos participando, para vencer.
Cuánto vas a sufrir hijo Mío... cuánto hijo Mío.
Si eres fuerte y permaneces abrazado a la Cruz, llegarás al fin del camino.
Como titubees, hijo Mío o te desvíes en un momento de tu camino, hijo Mío, el enemigo te vencerá.
Ten cuidado hijo Mío, porque el enemigo es el mismo hombre, porque él se manifiesta donde quiere y como quiere.
Le queda poco hijo Mío, pero esos pocos momentos todos seréis tocados por él. (enemigo)
Ten cuidado hijo Mío, ten cuidado con Mis Palabras... que solamente tú puedes darles vida a Mis Palabras, porque tú fuiste escogido por Mí Madre, porque así fue la Voluntad del Padre.
Todo cuanto está dicho, tú tienes que tomarlo en tus manos.
No quiero hijo Mío... no quiero hijo Mío que ESTE SAGRADO LUGAR, se conduzca por tantos caminos.
SOLAMENTE HAY UN CAMINO PARA CONDUCIRLO y a ti te entregué las riendas, hijo Mío.
Por eso hijo Mío, abrázate fuertemente al brazo de la mancera, y no vuelvas la cara atrás, y que solamente sea escuchada tu voz... y ninguna voz que no sea aprobada por ti, será válida hijo Mío.
No creas hijo Mío, que ésto nace de la tierra... ésto nace de Mí.
No quiero hijo Mío, que algo que el Padre con tanto amor ha escogido para el bien de los hombres de BUENA VOLUNTAD, en breves momentos sea corrompido por los hombres.
Este Lugar solamente tiene una dirección y esa dirección eres tú, porque tú no viniste por tu propia voluntad.
Yo te escogí como pecador y ahora te llamo como hermano, como amigo y como fiel, porque siempre he dicho y diré que ningún samaritano será el más grande pecador.
¿Cómo puede ser un buen samaritano, sin un primer pecado?
El pecado reconocido, hace al hombre nacer de nuevo con gran limpieza.
Por eso hijo Mío, tú tienes que enseñar a todos cuantos te rodean.
¿No te das cuenta hijo Mío, de que CADA DIA MAS Y CON MAS INSISTENCIA, EL ENEMIGO GOLPEA ESTE SANTO LUGAR?
No te dejes... levanta tu voz... y ahora cuando han terminado Mis Plegarías, levanta tu mano de nuevo para bendecir con tu segunda bendición.
(Bendice por segunda vez el sacerdote aludido)
SOY EL CAMINO Y LA LUZ... SOY LA LUZ Y LA VIDA,... SOY LA ESPERANZA Y LA TEMPLANZA.
No quiero ODIO, solamente quiero AMOR.
Si no hay AMOR, en ningún momento estaré Yo.
Quisiera que en todo momento Yo pudiera decir y gritarles a los hombres: Hijos de la Luz, habéis conseguido llegar al Padre.
Yugo
El barco de la IGLESIA a punto de HUNDIRSE¨