Clicks14
jamacor

Insuficiencia mitral o hay mitrados con la cabeza perdida

Insuficiencia mitral o hay mitrados con la cabeza perdida

Jorge, el 21.07.21 a las 11:44 AM

El revuelo con “Traditiones Custodes” era claro que se iba a montar. No sé si tan urgente era publicarlo y ¡aplicarlo! en el momento. Sea. Pero aquí lo que se ha puesto de manifiesto es mucha ignorancia y mucha memez en algunas cabezas mitradas y pelotilleras.

Se hace público el motu proprio el pasado viernes, día 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen. Vale. Al día siguiente, sin demasiado tiempo para consultar, estudiar, reflexionar o cualquier otro verbo de la conjugación que fuere, el señor obispo de Mayagüez publica un decreto en el que ¡pásmense! se lee exactamente esto: “Dispongo además que en nuestras celebraciones eucarísticas, con o sin pueblo, se usará la casulla gótica, evitando el uso de la casulla romana, bonetes, manteos, manteles de lino, velo de cáliz, bolsas de corporales, manípulos y otros ornamentos u objetos propios de dicho rito”.

Si le digo memo lo describo de forma benévola. Porque quien esto firma y decreta, D. Angel Luis Ríos Mato, ha lucido el bonete en ocasiones, y las fotos no engañan, ahí lo tienen. Item más. Prohibe todo lo que le huele a su ranciedad, hasta el velo del cáliz, aunque la Instrucción general del misal romano afirma en su número 118 que “es loable que se cubra el cáliz con un velo, que puede ser del color del día o de color blanco”.

Lo jodido, entiéndase esta palabra en el contexto hispanoamericano en el que nos hallamos, es que es muy complicado encontrar objetos de uso exclusivo de la reforma litúrgica de Pablo VI, porque en cualquier templo uno se da de bruces con incensarios, paño humeral, palia, bandeja para la comunión, crismeras… ¿sigo?

Por cierto, y puestos a incordiar, la dócesis de Mayagüez, con su señor obispo al frente, cierra oficinas “desde el lunes, 28 de junio hasta el viernes, 30 de julio de 2021. Regresaremos el lunes, 2 de agosto de 2021”. Pues menos vacaciones y menos bobadas. Mis espías propios me dicen, además, que la vitalidad católica es manifiestamente mejorable. Pero más modernos que nadie.

Y por si era poca la primera bobada, que pudiéramos valorar como cosa de un obispo aislado de escasita prudencia, nos sorprenden los obispos de Costa Rica en grupo. Hace un par de días nos regalan, regalan a sus fieles un mensaje en el que, entre otras lindezas dice: “hoy debemos recordar que nuestra liturgia, celebrada según los libros promulgados por los santos Pablo VI y Juan Pablo II, debe preservarse de cualquier elemento proveniente de las formas antiguas. En nuestras celebraciones no deben introducirse las oraciones, vestiduras o ritos que eran propios de la liturgia anterior a la reforma de 1970”.

Mejor me lo ponen, porque si hay que preservarse de cualquier elemento proveniente de las formas antiguas, y quiero entender elemento material, aunque podría perfectamente referirse a elemento humano, entonces hay que derribar templos, quitar altares, asolar capillas, fundir objetos litúrgicos, destruir imágenes y quedarnos tan solo con lo que en nuestro culto tenga menos de cincuenta años, por ejemplo, cálices de barro y madera, estolas multicolores… Pero yo creo que lo fundamental es lo referente a elementos humanos. Es decir, ojo a esos elementos por más curas que sean, que pretendan celebrar por con el misal de Juan XXIII.

Vamos a ver señores obispos. ¿Me están diciendo que ritos, ornamentos y objetos litúrgicos que durante siglos han servido para el culto y la santificación del pueblo cristiano han de quedar proscritos porque tenemos un nuevo ordo con cincuenta años al que, por cierto, cualquiera desobedece sin que pase nada? ¿Y no nos da un cierto apuro afirmar esas cosas?

No ponen nada fácil a los fieles el respeto a sus pastores.

Categorías : Sin categorías