Clicks34

Las siete (7) plagas del Apocalipsis

Bottega
Siete trompetas están descritas en Apocalipsis 8:6-21. Son la advertencia por medio de señales de que la misericordia de Dios se convierte en Justicia. La séptima trompeta da paso a los siete …More
Siete trompetas están descritas en Apocalipsis 8:6-21. Son la advertencia por medio de señales de que la misericordia de Dios se convierte en Justicia. La séptima trompeta da paso a los siete ángeles con las siete copas de la ira de Dios (Apocalipsis 11:15-19; 15:1-8). Los siete sellos (Apocalipsis 6:1-17; 8:1-5), las siete trompetas (Apocalipsis 8:6-21; 11:15-19), y las siete copas (Apocalipsis 16:1-21), son el juicio de Dios. Juicio que se vuelve progresivamente peor y más devastador. Las siete plagas constituyen la plenitud de la ira de Dios, el tiempo de la Misericordia, ha pasado. (Apoc. 14:10; 15:1; 16:1), y el señor les hará beber el cáliz de la cólera divina, y han de ser atormentados con fuego y azufre a vista de los ángeles santos, y en la presencia del Cordero. Dijo a los siete ángeles: "Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios. La primera plaga caerá sobre quienes reciban la marca de la bestia o adoren a su imagen (Apoc. 16:2). 1) El primero fue y y derramó su copa sobre la tierra, y sobrevino una peste maligna y perniciosa sobre los hombres que tenían la marca de la bestia y que se postraban ante su imagen. (Apocalipsis 16: 1, 2). 2) El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y se convirtió en sangre como la de un muerto. Y murió todo ser viviente en el mar. (Apocalipsis 16:3). 3) El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos y las fuentes de agua. "Por cuanto ellos derramaron la sangre de los santos y los profetas, también tú les das a beber sangre, pues lo merecen". (Apocalipsis 16:4-7). 4) El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, y le fue dado quemar a los hombres con fuego. y blasfemaron el Nombre de Dios que tiene poder sobre estas plagas, pero no se arrepintieron para darle gloria. (Apocalipsis 16:8,9). 5) El quinto Ángel, vertió su copa sobre el trono de la bestia, y su reino quedó en tinieblas y se mordían las lenguas de dolor. Y blasfemaron al Dios del cielo por sus dolores y sus úlceras, pero no se arrepintieron de sus obras. (Apocalipsis 16:10,11). 6) El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates, y su agua se secó, para preparar el camino para los reyes del oriente. Y vi salir de la boca del dragón, de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus impuros como ranas, que son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de todo el mundo. Entonces reunieron a los reyes en el lugar que en hebreo se llama Armagedón. (Apocalipsis 16:12-16). 7) El séptimo ángel derramó su copa por el aire. Y del Santuario del cielo salió una gran voz desde el trono, que dijo: "¡Hecho está! “Entonces hubo relámpagos, voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande como no lo hubo jamás desde que existen hombres sobre la tierra. Y la gran ciudad se partió en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron. Y Dios se acordó de la gran Babilonia, y le dio la copa llena del vino del furor de su ira. Y del cielo cayó sobre los hombres una enorme granizada, con piedras de casi un talento de peso (34 kg). Y los hombres blasfemaron a Dios por la plaga del granizo, porque la plaga fue muy grande. (Apocalipsis 16:17-21). www.soniahalliday.com/wordsearch.php