Clicks5
alfre1240

“Si das a conocer el Rosario serás salvo”

Hagamos conocer y amar a María


El 13 de noviembre de 1876, en Pompeya (Italia), un epiléptico diagnosticado como incurable sanó milagrosamente. Había rezado a la Virgen del Rosario, que se había aparecido algunas veces antes a un abogado anticlerical, Bartolo Longo (1841-1926).

Mientras estaba en un campo en el valle de Pompeya, Bartolo Longo fue testigo de una aparición mística de la Santísima Virgen. “Si das a conocer el Rosario, serás salvo”, le dijo. Hoy, el santuario construido en el lugar de esta aparición recibe a más de cuatro millones de peregrinos por año.

Después del mensaje de la Santísima Virgen, Bartolo Longo consagró toda su vida a la devoción mariana, construyó el santuario de Nuestra Señora del Rosario y fundó una congregación de hermanas dominicas bajo el mismo nombre.

Publicó libros de alabanza a la Virgen y a la Orden. Fue beatificado por el papa Juan Pablo II.


Adaptado de: nominis.cef.fr
Y de: fr.aleteia.org