jamacor
No tiene más remedio que apuntalar al Vértice, le va en ello su puesto y su sueldo. ¿Cómo se puede mentir con tal descaro? ¿Cómo se puede seguir a estos farsantes? No son creíbles, espantan a las ovejas y no atraen a los lobos.