Clicks368
Bottega
13
Por Que? Urogario deslizó que, Jesús, blasfemó cuando dice —“Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Mt 27, 46)—, y lo presenta como un misterio. Agregó que Personas que están viviendo situaciones …More
Por Que?

Urogario deslizó que, Jesús, blasfemó cuando dice —“Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Mt 27, 46)—, y lo presenta como un misterio.
Agregó que Personas que están viviendo situaciones difíciles, se hacen esta pregunta: ¿Por qué? ¿Por qué? Parece que se rebelan contra Dios. A lo que Barjuda les recomienda “Sigue rezando así, porque eso también es oración”.
Pareciera no saber que La exclamación de Jesús durante la agonía, “Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado”, no fue un grito de desesperación, sino el comienzo de uno de los salmos más profundos del salterio, que el Mesias Jesucristo, conocía muy bien. Enseñó Benedicto XVI
¿Por qué existe el sufrimiento? Cristo fue ejemplo en el sufrimiento, ¿se podría decir que en algún momento se rebeló contra el Padre? En la desolación que siente el alma en la “noche oscura” de la vida, ¿es lícito blasfemar contra Dios? ¿O rebelarse? Incluso ¿Impacientarse?
El salmo 22 es la oración del justo perseguido, es decir que su significado en la hora de la muerte es exactamente lo contrario, el Hombre Dios recita el salmo que ya Isaías había profetizado, el siervo sufriente, el Mesias esperado... “Me acorrala un tropel de novillos, me cercan toros de Basán; abren contra mí las fauces leones que descuartizan y rugen. Estoy como agua derramada, tengo los huesos descoyuntados; mi corazón, como cera, se derrite en mis entrañas; mi garganta está seca como una teja, la lengua se me pega al paladar; me aprietas contra el polvo de la muerte. Me acorrala una jauría de mastines, me cerca una banda de malhechores; me taladran las manos y los pies, puedo contar mis huesos. Ellos me miran triunfantes, se reparten mi ropa, echan a suerte mi túnica”. Jesús está diciendo que es el messias incluso en el momento de su muerte, y mas adelante dirá. “Todo se ha Cumplido.
En la oracion ya nos había enseñado a hacer la voluntad del padre, Padre nuestro […] venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. (Mt 6, 10) dejando claro que sin cruz no hay cielo.
Dice San Hilario de Poitiers que los herejes deducen de estas palabras que dudó el Verbo de Dios, pero la verdad es que Habla así porque es hombre, pero muere prometiendo el Paraíso porque es Dios
Y según orígenes No dijo esto como lo dicen los hombres: Sino que, Después que vio el Salvador que las tinieblas se habían extendido, dijo estas palabras, dando a entender lo que sucedería a los hijos de los hombres en el apocalipsis, cuando quedasen privados de la luz de su protección. Jesús se identifica con los justos de todos los tiempos que sufren, Al haberle hecho así solidario con nosotros, pecadores, “Dios no perdonó ni a su propio Hijo, antes bien le entregó por todos nosotros” (Rom 8, 32) para que fuéramos “reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo” (Rom 5, 10). Dice el Catecismo de la Iglesia Católica, n. 603.
Barjuda se revuelca cuando su plan se desvela y entendemos las palabras del redentor desde la cruz sin el velo que quería poner sobre ellas. Es lo que hizo Juan Pablo II. En la Encíclica Evangelium vitae, n. 31, 25 de marzo de 1995)
“El problema del dolor acosa a la fe y la pone a prueba. ¿Cómo no oír el gemido universal del hombre en la meditación del libro de Job? El inocente aplastado por el sufrimiento se pregunta comprensiblemente: “¿Para qué dar la luz a un desdichado, la vida, a los que tienen amargada el alma?” (Job 3, 20-21). Pero también, en la más densa oscuridad, la fe, orienta hacia el reconocimiento confiado y adorador del “misterio”:
“Sé que eres todopoderoso: ningún proyecto te es irrealizable” (Job 42, 2). La pregunta es Para Que?
igork
Me sorprende que hasta el día de hoy no haya quien interprete correctamente esa parte de la pasión de Nuestro Señor Jesús; lo más probable es que estuviera orando el salmo 22 (21)
youtube.com/watch?v=HUjVo-EbIKY
perceo3 shares this
Por Que?

Urogario deslizó que, Jesús, blasfemó cuando dice —“Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Mt 27, 46)—, y lo presenta como un misterio.
Agregó que Personas que están viviendo situaciones difíciles, se hacen esta pregunta: ¿Por qué? ¿Por qué? Parece que se rebelan contra Dios. A lo que Barjuda les recomienda “Sigue rezando así, porque eso también es oración”.
Pareciera no saber que La …
More
Por Que?

Urogario deslizó que, Jesús, blasfemó cuando dice —“Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Mt 27, 46)—, y lo presenta como un misterio.
Agregó que Personas que están viviendo situaciones difíciles, se hacen esta pregunta: ¿Por qué? ¿Por qué? Parece que se rebelan contra Dios. A lo que Barjuda les recomienda “Sigue rezando así, porque eso también es oración”.
Pareciera no saber que La exclamación de Jesús durante la agonía, “Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado”, no fue un grito de desesperación, sino el comienzo de uno de los salmos más profundos del salterio, que el Mesias Jesucristo, conocía muy bien. Enseñó Benedicto XVI
¿Por qué existe el sufrimiento? Cristo fue ejemplo en el sufrimiento, ¿se podría decir que en algún momento se rebeló contra el Padre? En la desolación que siente el alma en la “noche oscura” de la vida, ¿es lícito blasfemar contra Dios? ¿O rebelarse? Incluso ¿Impacientarse?
El salmo 22 es la oración del justo perseguido, es decir que su significado en la hora de la muerte es exactamente lo contrario, el Hombre Dios recita el salmo que ya Isaías había profetizado, el siervo sufriente, el Mesias esperado... “Me acorrala un tropel de novillos, me cercan toros de Basán; abren contra mí las fauces leones que descuartizan y rugen. Estoy como agua derramada, tengo los huesos descoyuntados; mi corazón, como cera, se derrite en mis entrañas; mi garganta está seca como una teja, la lengua se me pega al paladar; me aprietas contra el polvo de la muerte. Me acorrala una jauría de mastines, me cerca una banda de malhechores; me taladran las manos y los pies, puedo contar mis huesos. Ellos me miran triunfantes, se reparten mi ropa, echan a suerte mi túnica”. Jesús está diciendo que es el messias incluso en el momento de su muerte, y mas adelante dirá. “Todo se ha Cumplido.
En la oración ya nos había enseñado a hacer la voluntad del padre, Padre nuestro […] venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. (Mt 6, 10) dejando claro que sin cruz no hay cielo.
Dice San Hilario de Poitiers que los herejes deducen de estas palabras que dudó el Verbo de Dios, pero la verdad es que Habla así porque es hombre, pero muere prometiendo el Paraíso porque es Dios
Y según orígenes No dijo esto como lo dicen los hombres: Sino que, Después que vio el Salvador que las tinieblas se habían extendido, dijo estas palabras, dando a entender lo que sucedería a los hijos de los hombres en el apocalipsis, cuando quedasen privados de la luz de su protección. Jesús se identifica con los justos de todos los tiempos que sufren, Al haberle hecho así solidario con nosotros, pecadores, “Dios no perdonó ni a su propio Hijo, antes bien le entregó por todos nosotros” (Rom 8, 32) para que fuéramos “reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo” (Rom 5, 10). Dice el Catecismo de la Iglesia Católica, n. 603.
Barjuda se revuelca cuando su plan se desvela y entendemos las palabras del redentor desde la cruz sin el velo que quería poner sobre ellas. Es lo que hizo Juan Pablo II. En la Encíclica Evangelium vitae, n. 31, 25 de marzo de 1995)
“El problema del dolor acosa a la fe y la pone a prueba. ¿Cómo no oír el gemido universal del hombre en la meditación del libro de Job? El inocente aplastado por el sufrimiento se pregunta comprensiblemente: “¿Para qué dar la luz a un desdichado, la vida, a los que tienen amargada el alma?” (Job 3, 20-21). Pero también, en la más densa oscuridad, la fe, orienta hacia el reconocimiento confiado y adorador del “misterio”:
“Sé que eres todopoderoso: ningún proyecto te es irrealizable” (Job 42, 2). La pregunta es Para Que?
joao luis
BUEN ARTÍCULO. AÑADO. VAMOS A VER... EN HEBREO ABANDONAR SIGNIFICA ALEJARSE. POR TANTO, LA COSA ESTÁ BIEN CLARA. DURANTE TODA MI VIDA ME CAUSÓ CONTRADICCIÓN ESTOS VERSÍCULOS QUE DICEN: ¿PADRE, POR QUÉ ME HAS ABANDONADO? PERO SABÍA QUE ALGO PRECIOSO HABÍA DETRÁS; Y UN DÍA LO CONOCÍ.
En hebreo ABANDONAR, NO SIGNIFICA DEJAR SOLO Y SIN AYUDA A ALGUIEN.
El verdad…More
BUEN ARTÍCULO. AÑADO. VAMOS A VER... EN HEBREO ABANDONAR SIGNIFICA ALEJARSE. POR TANTO, LA COSA ESTÁ BIEN CLARA. DURANTE TODA MI VIDA ME CAUSÓ CONTRADICCIÓN ESTOS VERSÍCULOS QUE DICEN: ¿PADRE, POR QUÉ ME HAS ABANDONADO? PERO SABÍA QUE ALGO PRECIOSO HABÍA DETRÁS; Y UN DÍA LO CONOCÍ.
En hebreo ABANDONAR, NO SIGNIFICA DEJAR SOLO Y SIN AYUDA A ALGUIEN.
El verdadero y exacto significado DE ABANDONAR es "ALEJARSE".
Entonces habría que traducir: ¿Padre, por qué te has alejado?
Si Jesucristo pronuncia estas palabras al hablar con el Padre, es porque ciertamente sabe que está presente, y ¡¡de ningún modo ausente!!!.Sabe, en suma, que EL PADRE le escucha y permanece con Él. Si no, sería absurdo hablar con alguien que no está...
POR TANTO, EN SUMA, NO HAY UN ABANDONO DE HECHO, SINO solamente UN ALEJAMIENTO.
LO QUE TODAVÍA FUNDAMENTA MÁS ESTA AFIRMACIÓN ES QUE JESUCRISTO GRITA: Elí!, Elí! PORQUE EVIDENTEMENTE DIOS PADRE ESTABA LEJOS.

El mismo verbo ABANDONAR, se utiliza para cuando Jesús habla del matrimonio, diciendo: "ABANDONARÁ A SU PADRE Y A SU MADRE, PARA UNIRSE EN SANTO MATRIMONIO..." Traduciéndose como: "Se ALEJARÁN de su padre y de su madre...", LO QUE ciertamente TIENE MUCHO MÁS SENTIDO, que abandonar en la indigencia y absoluta soledad a los padres.
BENDICIONES A TODOS. GRACIAS POR ESTE BUEN ARTÍCULO.
Mi FE está frustrada
Muchas gracias por aclarar estos puntos que tanto fuera como dentro de la esfera cristiana provocan ataques o en el mejor de los casos dudas.