Súplica al Papa: "Ninguna relación humana con Castro"

Súplica al Papa: "Ninguna relación humana con Castro"

Las palabras del Papa sobre la relación humana con Raúl Castro han pasado desapercibidas en Italia. Pero no en América Latina, en donde han provocado polémicas. La Brújula entrevistó al sacerdote disidente Fernando Gálvez, quien escribió una carta a Francisco. “Esas palabras causaron una profunda herida. ¿Cómo se puede tener una relación humana con una persona que ha demostrado a los cubanos que no conoce la humanidad? Cuba está en una situación insostenible, no es símbolo de nada bueno”.

El pasado 12 de julio el canal online ViX, perteneciente al gigante de la televisión hispanoamericana Televisa Univisión, hizo pública una entrevista al papa Francisco, realizada por las periodistas mexicanas Valentina Alazraki y María Antonieta Collins, en donde le piden un mensaje al pueblo cubano a un año de la rebelión del 11 de julio; en momentos en que el régimen mantiene alrededor de mil personas en la cárcel por motivos políticos, incluyendo a menores de edad (como ya se explicó en un artículo pasado, leer aquí).

El pontífice sorprendió a todos con su respuesta, al confesar su “relación humana” con el dictador Raúl Castro: “Yo quiero mucho al pueblo cubano y tuve buenas relaciones humanas con gente cubana y también lo confieso, con Raúl Castro tengo una relación humana. Yo me quedé contento cuando se logró ese pequeño acuerdo con los Estados Unidos, que el presidente Obama quiso en su momento y Raúl Castro lo aceptó, y fue un buen paso adelante, creo que se detuvo ahora. En este momento se están haciendo, no sé si tratativas, pero diálogos de sondeo para acortar distancias. Cuba es un símbolo, Cuba tiene una historia grande. Yo me siento muy cercano, muy cercano, incluso con los obispos cubanos”.

Ningún medio de comunicación italiano dio importancia a estas declaraciones, mientras que en América Latina desató una ola reacciones de repudio. Entre ellas, destaca la reacción del sacerdote cubano Fernando Gálvez: “Santo Padre, usted, una vez más, creo se ha equivocado con Cuba”, se lee en el texto que publicó en su Facebook dirigido al papa Francisco.

La Brújula Cotidiana entrevistó al sacerdote disidente, quien desde su exilio en New Jersey (Estados Unidos) confirmó su tristeza por la posición asumida por el pontífice argentino. “Escribí una carta al Santo Padre y no tenía certeza de que él la fuera a leer, pero lo hice para consolar a la gente; pues, aunque el Papa lo haya hecho con la mejor de sus intenciones, sus palabras han resultado muy dolorosas”, dijo el religioso originario de Camagüey.

Expresó su pesar por la falta de empatía del Papa con el pueblo cubano, al no considerar su sufrimiento. “Santo padre, le están preguntando por los cubanos, un mensaje para los cubanos, cómo vamos a sentirnos cómodos cuando hay jóvenes presos, cuando hay niños menores de edad presos, cuando la gente está pasando situaciones terribles en todos los sentidos”.

Destacó que “no hay una sola cosa en Cuba que funcione bien, la policía es lo único que funciona bien. Y el Santo Padre se limita a decir que tiene una relación humana con un dictador, con un dictador que está oprimiendo a un pueblo por más de 60 años”.

Calificó como “ofensivas” estas declaraciones y explicó que su intención no es cuestionar el pontificado del papa Francisco porque él es sólo un “cura de pueblo”: “Soy hijo de la iglesia y obviamente que amo al sucesor de Pedro, pero también amo a la gente con la cual me he implicado y por la cual también he sufrido. He tenido que salir de mi tierra, entonces no puedo permanecer impasible”.

¿Cómo han reaccionado los cubanos a las palabras del Papa?
Esas palabras le han causado una herida profunda. No ha quedado ningún vínculo de esperanza ni afectivo entre el Santo Padre y este pueblo, que quizás no es practicante, pero veían en la Iglesia un referente, un referente moral. Entonces, cómo es posible que el Santo Padre diga que tiene una relación humana con una persona que ha demostrado a los cubanos que no conoce humanidad. No puede ser que el Papa no se entere, no puede ser que alguien no le diga ‘por favor, Santo Padre, mire bien’. ‘Mire a tanta gente buena capacitada para pensar una Cuba distinta’. ¿Por qué el Santo Padre no recibe a esas personas, no escucha a esas personas?, porque yo sé de muchas personas capacitadas que no han tenido acceso, más bien han sido marginadas. No solamente por el gobierno, sino también por la iglesia oficial.

Súplica al Papa: "Ninguna relación humana con Castro"

:

.
.
.
.