Clicks524
es.news
1

Georg Ratzinger: Una liturgia algo rígida necesitaba aflojarse

“Encuentro un poco difícil darme cuenta y practicar percepciones completamente nuevas”, escribe el fallecido monseñor Georg Ratzinger en su libro Mein Bruder, der Papst [Mi Hermano, el Papa] sobre la introducción de una nueva liturgia después del Vaticano II.

Estaba muy agradecido que la diócesis de Ratisbona, donde Ratzinger era el director del coro de niños de la catedral, hiciera los cambios lentamente: “Mantuvimos la vieja liturgia tanto como fue posible” y “los nuevos elementos sólo fueron agregados gradualmente”.

En consecuencia, Ratzinger no se enfrentó a un cambio radical doloroso, sino a “un desarrollo gradual y de alguna manera orgánico a lo largo de los años”.

Él escribe que los cambios fueron necesarios para “aflojar gradualmente la liturgia de alguna manera rígida de esa época”.

Sin embargo, en el campo de la música, él no tuvo que recurrir al “aflojamiento de la rigidez”. Por el contrario, durante los ensayos de su coro, era implacable y podía murmurar estruendosamente para alcanzar la exactitud y la perfección.

Imagen: Georg Ratzinger, © wikicommons, CC BY-SA, #newsVbvoksmhxa

adeste fideles
“Confío en Dios misericordioso”, fueron sus últimas palabras ...✍🏻 Amén