Clicks56
La Santa Apostólica y Metropolitana Iglesia Catedral de Santiago de Compostela es un templo de culto católico situado en la ciudad homónima, en el centro de la provincia de La Coruña, en More
La Santa Apostólica y Metropolitana Iglesia Catedral de Santiago de Compostela es un templo de culto católico situado en la ciudad homónima, en el centro de la provincia de La Coruña, en Galicia (España). Acoge el que, según la tradición, es el sepulcro del Apóstol Santiago, lo cual convirtió al templo en uno de los principales destinos de peregrinación de Europa durante la Edad Media a través del llamado Camino de Santiago, una ruta religiosa que comunicaba la península ibérica con el resto del continente. Esto fue determinante para que los reinos hispánicos medievales participaran en los movimientos culturales de la época; en la actualidad sigue siendo un importante destino de peregrinación. Un privilegio concedido en 1122 por el papa Calixto II declaró que serían «Año Santo» o «Año Jubilar» en Compostela todos los años en que el día 25 de julio, día de Santiago, coincidieran en domingo; este privilegio fue confirmado por el papa Alejandro III en su bula Regis aeterni en 1179.
parangutirimicuaro
De las revelaciones a la beata Anna Katharina Emmerick:

La visión a continuación atribuye el santuario de Nuestra Señora del Pilar, como la antigua tradición, a una aparición de la Virgen María al apóstol Santiago.

Vi a Santiago, después de su regreso a Zaragoza, muy inquieto debido a una persecución que estaba comenzando y que amenazaba la existencia de la comunidad cristiana. Era de noche, …More
De las revelaciones a la beata Anna Katharina Emmerick:

La visión a continuación atribuye el santuario de Nuestra Señora del Pilar, como la antigua tradición, a una aparición de la Virgen María al apóstol Santiago.

Vi a Santiago, después de su regreso a Zaragoza, muy inquieto debido a una persecución que estaba comenzando y que amenazaba la existencia de la comunidad cristiana. Era de noche, cuando rezaba con algunos discípulos junto al río, frente a las murallas de la ciudad. Los discípulos estaban dispersos y tirados en el suelo y yo me dije: "Así estaba Jesucristo en el Monte de los Olivos". Santiago estaba acostado de espaldas con los brazos extendidos en cruz: rezaba a Dios para que le hiciera saber si debía huir o quedarse. Pensó en la Virgen y le suplicó que rezara con él para pedirle consejo y asistencia a su Hijo, lo cual su madre no se negaría a concederle.

Entonces vi una luz deslumbrante brillar de repente en el cielo sobre él, y aparecieron unos ángeles que cantaban canciones admirables: llevaban entre ellos una columna de luz de cuyo pie salió un rayo suelto que llegó a tocar el suelo dos pasos por delante de los pies del apóstol como para marcar un lugar.

La columna era de color rojizo, con una mezcla de otros colores que se formaban como vetas: era muy alta y muy delgada y terminaba como un lirio con pétalos luminosos que florecían para formar una corola: uno de ellos se alargaba y se movía hacia el lado oeste, en dirección a Compostela.

En esa flor resplandeciente, vi la figura de la Virgen: era de una blancura diáfana, con reflejos más suaves y más hermosos que los de la seda cruda, y tenía la actitud que era común en ella cuando rezaba de pie. Tenía las manos entrelazadas: su largo velo levantado sobre su cabeza le caía desde atrás sobre los hombros cubriéndola hasta los pies: sobresalía esbelta y con gracia, en medio de los cinco pétalos que formaban la flor luminosa. Era algo maravillosamente bello.

Vi que Santiago se puso de rodillas mientras oraba y que recibió de María la advertencia interna de que tenía que erigir una iglesia en este lugar sin demora, porque la intercesión de María debía arraigarse e implantarse allí, como una columna. Al mismo tiempo, María le dijo que después de construir la casa de Dios, él debería ir a Jerusalén.

Y Santiago se levantó y llamó a los discípulos que ya corrían hacia él, pues habían escuchado las canciones y visto la luz; él les contó, entonces, las maravillas que había visto, y todos siguieron la luz que se desvanecía ante sus ojos.

mariedenazareth.com/…de-nuestra-senora-del-pilar-ana-catalina-emmerich/
parangutirimicuaro
Tina 13 linocortes perceo3