Christmas Campaign: Financial Insights
Clicks19
Irapuato
1
Octubre 31. Santa María Purísima de la Cruz. florycanto fecha: 31 de octubre n.: 1926 - †: 1998 - país: España canonización: B: Benedicto XVI 18 sep 2010 - C: Francisco 18 oct 2015 hagiografía…More
Octubre 31. Santa María Purísima de la Cruz.

florycanto fecha: 31 de octubre

n.: 1926 - †: 1998 - país: España
canonización: B: Benedicto XVI 18 sep 2010 - C: Francisco 18 oct 2015
hagiografía: P. Carlos Ros

Elogio:
En Sevilla, España, santa María Purísima de la Cruz (Maria Isabel) Salvat Romero, religiosa profesa de la Compañía de la Cruz.

María de la Purísima –en el mundo María Isabel Salvat– nació en Madrid de familia bien, pero vivió prácticamente toda su vida en Sevilla, donde murió en 1998. Es pues una santa sevillana.

Curiosamente nació en Madrid en el mismo edificio donde murió el poeta Gustavo Adolfo Bécquer. Una placa puesta por el Ayuntamiento madrileño así lo dice en el número 25 de la calle Claudio Coello, en el barrio de Salamanca.

El poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer dejará escrito en sus Rimas ese verso que dice:

–Por una sonrisa, un cielo.

Pues la niña, que nació en esa casa madrileña donde el poeta murió, ha rectificado el verso para convertirlo en vida propia y ser especialmente para los pobres de este mundo a los que ella sirvió con heroica virtud:

–Una sonrisa de cielo.

La sonrisa y el cielo.

–Lo hacía todo –cuentan las Hermanas– con la mirada puesta en el cielo y con el pensamiento en la vida eterna.

En María de la Purísima la presencia de Dios era tan natural como el respirar.

Y su sonrisa.

–Una sonrisa de cielo.

Sonrisa que desbordaba alegría humana y espiritual. Todas las Hermanas que han convivido con ella lo dicen. Una sonrisa que producía en su entorno la paz de Dios.

Escribiendo a una de las Hermanas, alumna suya y después religiosa, la exhortaba diciéndole:

–No fomente ¡por Dios! espíritu de tristeza; al contrario, dese alegremente a todos y procure hacer felices a todos sin pensar en sí misma... Siempre alegre, pues no tenemos motivo para otra cosa, ya que es tanto lo que hemos recibido del Señor que esto bastaría para sentirnos felices.

Pero no es solo su sonrisa.

Es santa de las cosas pequeñas. Sin recurrir a actos heroicos, se puede ser extraordinaria en lo ordinario.

La pequeñez.

La pobreza, propia del Instituto.

El amor a los pobres. «Ellos son nuestros amos», decía santa Ángela de la Cruz, fundadora de las Hermanas de la Cruz.

Y la humildad.

Los nueve Teólogos Consultores, que han examinado sus virtudes en Roma y han formulado un dictamen positivo, han visto en María de la Purísima que fue heroicamente humilde, fuerte, obediente, servicial, serena y moralmente transparente como un cristal.

Lo que ha confesado una novicia:

–He vivido con una santa que se puede imitar.

El 9 de junio de 1945, recibió el hábito y comenzó su noviciado que durará dos años. A María Isabel le pusieron de nombre María de la Purísima de la Cruz.

Quisiera especular un poco sobre su nombre de religión.

¿Por qué Purísima y no Inmaculada?

Dicen lo mismo, significan lo mismo, pero el vocablo «Purísima» tiene una connotación muy sevillana. Cuando a principios del siglo XVII Sevilla vivió con pasión el misterio inmaculado, hasta el punto de ganarse con honra el bello título de ciudad de la Inmaculada, comenzó también a propagarse la bonita costumbre de saludarse con el «Ave María Purísima», para contestar «Sin pecado concebida». Y surgen igualmente denominaciones cofrades con el título de la «Pura y Limpia» o de la «Purísima».

A María Isabel –¿lo eligió ella? ¿se lo sugirió la maestra de novicias?– le tocó en suerte el nombre de una denominación muy sevillana. Ella quería, puesto que hizo una novena a la Inmaculada para ablandar el corazón de su padre, llamarse como la Santísima Virgen en su misterio inmaculado.

Y así será desde este momento. Con el añadido «de la Cruz», que todas las Hermanas agregan a su nombre de religión.

María Isabel será desde entonces Sor María de la Purísima de la Cruz. Y ahora, tras su canonización, santa María de la Purísima.

Artículo tomado -con permiso del autor- del blog "Mi parroquia de papel". El P. Carlos Ros es autor de una biografía de la santa «Madre María de la Purísima, una sonrisa de cielo", ediciones San Pablo, Madrid, 2015.
fuente: P. Carlos Ros
Irapuato