Clicks602
es.news

Perth: Ser sacerdote se convierte en un crimen

El arzobispo de Perth (Australia), monseñor Timothy Costelloe, argumenta en contra de una nueva ley que exige a los sacerdotes, según el código penal, denunciar los abusos sexuales escuchados en una confesión (por ejemplo, de un periodista). La legislación fue aprobada esta semana por el Parlamento del Estado de Australia Occidental y elimina las protecciones del derecho civil al secreto de confesión.

Costelloe escribe en una carta pastoral (publicada el 21 de octubre en el sitio web PerthCatholic.org.au) que la decisión “criminaliza la fidelidad a una dimensión esencial de la práctica de nuestra fe católica por parte de nuestros sacerdotes”. Niega que ningún menor vaya a estar mejor protegido gracias a esta ley.

Dice que está “perplejo” por la decisión, pero no tiene -no es broma- “ninguna razón para cuestionar la integridad y las buenas intenciones de nuestros parlamentarios”.

Costelloe añade que los críticos [= los que odian a la Iglesia] tratan de pintar a la Iglesia como insensible a los casos de abusos sexuales, “lo cual es inexacto e injusto”.

Leyes similares contra el secreto de la confesión ya existen en Australia del Sur, Victoria, Tasmania y Camberra. Los arzobispos de estos Estados han anunciado que ignorarán la ley.

Imagen: © Mazur, CC BY-NC-ND, #newsGhmytiujpn