Clicks14

Despierta...

SÁBADO O DOMINGO(adventistas del séptimo día) Marcos 2, 23-24 "Y sucedió que un sábado, cruzaba Jesús por los sembrados, y sus discípulos empezaron a abrir camino arrancando espigas. Decíanle los …More
SÁBADO O DOMINGO(adventistas del séptimo día)

Marcos 2, 23-24 "Y sucedió que un sábado, cruzaba Jesús por los sembrados, y sus discípulos empezaron a abrir camino arrancando espigas. Decíanle los fariseos: «Mira ¿por qué hacen en sábado lo que no es lícito?"

Aquí ya los fariseos, ahora protestantes dicen que el día sábado era el día del señor y no el domingo.

Marcos 3, 1-4 " 1 Entró de nuevo en la sinagoga, y había allí un hombre que tenía la mano paralizada. Estaban al acecho a ver si le curaba en sábado para poder acusarle. Dice al hombre que tenía la mano seca: «Levántate ahí en medio.» Y les dice: «¿Es lícito en sábado hacer el bien en vez del mal, salvar una vida en vez de destruirla?» Pero ellos callaban."

Jesús vino a darle plenitud a esas leyes físicas para darles leyes espirituales, de amor espiritual y dejar de ser seguidores de la ley, para convertirse en leyes de amor y Jesús, lo curó, no le creyeron a Jesús de hecho lo querían eliminar.

Actualmente serían los adventistas del séptimo día que quieren mandar al infierno a los católicos que no guardan el sábado.

Juan 5, 18 " Por eso los judíos trataban con mayor empeño de matarle, porque no sólo quebrantaba el sábado, sino que llamaba a Dios su propio Padre, haciéndose a sí mismo igual a Dios."

Los judíos guardaban el sábado, en la antigua alianza, los adventistas no nacían aún, debiendo guardar el sábado.

Marcos 2, 27-28 " Y les dijo: «El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado.De suerte que el Hijo del hombre también es señor del sábado."

Y nos dice Jesús el porque los Cristianos no debemos guardar el sábado, el es dueño del sábado y puede hacer lo que quiera con el.

El sábado es el día de descanso de los judíos, nosotros no somos judíos, somos CRISTIANOS y nuestro día de reposo en el señor es el día DOMINGO. SABBATH (descanso), no es un nombre de día de la semana, sino en la antigua roma y Grecia, los días de la semana corresponde a los dioses paganos de aquellas civilizaciones: sol, luna, mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, donde DOMINGO significa día del señor, que se tomaba como el astro rey el SOL, Dios de Dioses, el único Dios trino y único.

Antes la semana era de 8 días (1er. Emperador romano, Cesar Agusto), el emperador Constantino I el grande, decreto el domingo como día del señor (321 D.C.), EL DOMINGO ES LA PLENITUD DEL SÁBADO.

Colosenses 2, 16 "Por tanto, que nadie os critique por cuestiones de comida o bebida, o a propósito de fiestas, de novilunios o sábados."

Y Jesús se los vuelve a recalcar y a nosotros se lo decimos a los adventistas.

Éxodo 31, 13-17 "Habla tú a los israelitas y diles: No dejéis de guardar mis sábados; porque el sábado es una señal entre yo y vosotros, de generación en generación, para que sepáis que yo, Yahveh, soy el que os santifico. Guardad el sábado, porque es sagrado para vosotros. El que lo profane morirá. Todo el que haga algún trabajo en él será exterminado de en medio de su pueblo. Seis días se trabajará; pero el día séptimo será día de descanso completo, consagrado a Yahveh. Todo aquel que trabaje en sábado, morirá. Los israelitas guardarán el sábado celebrándolo de generación en generación como alianza perpetua. Será entre yo y los israelitas una señal perpetua."

Marcos 16, 1-2 " Pasado el sábado, María Magdalena, María la de Santiago y Salomé compraron aromas para ir a embalsamarle. Y muy de madrugada, el primer día de la semana, a la salida del sol, van al sepulcro."

Primer día de la semana es el domingo, pasado el sábado es el domingo, día del Señor, donde resusito y nos dió una vida nueva.

1 Corintios 16, 2 "Cada primer día de la semana, cada uno de vosotros reserve en su casa lo que haya podido ahorrar, de modo que no se hagan las colectas cuando llegue yo."

Domingo, primer día para hacer la colecta para dársela a los pobres, nunca se reunieron los sábados.y se reunían cada domingo hasta la fecha. Y es ofrenda, no diezmo.

Hechos 20, 7 " El primer día de la semana, estando nosotros reunidos para la fracción del pan, Pablo, que debía marchar al día siguiente, conversaba con ellos y alargó la charla hasta la media noche."

Hechos 17, 1-2 " Atravesando Anfípolis y Apolonia llegaron a Tesalónica, donde los judíos tenían una sinagoga. Pablo, según su costumbre, se dirigió a ellos y durante tres sábados discutió con ellos basándose en las Escrituras."

Sinagogas judías los sábados, iglesia de Cristo, los domingos, no iba a congregarse a su fe, sino para que se conviertieran. El sábado no era un día de la semana.

Levitico 26, 1-4 "Habló Yahveh a Moisés en el monte Sinaí diciendo: Habla a los israelitas y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo voy a daros, la tierra tendrá también su descanso en honor de Yahveh. Seis años sembrarás tu campo, seis años podarás tu viña y cosecharás sus productos; pero el séptimo año será de completo descanso para la tierra, un sábado en honor de Yahveh: no sembrarás tu campo, ni podarás tu viña."

Dia de descanso era el sábado, que no es un día de nosotros de la semana, descanso de un año (sábado, Sabat), (año sabático, donde se descansa), así si se descansa el lunes, es mi descanso, mi sábado, Dios trabajo 6 días y el séptimo, descanso.

Nuestros días no vienen de los judíos, sino de los paganos y sus adoraciónes a los planetas( luna, Marte, mercurio, Júpiter, Venus, Saturno, sol).

Éxodo 20, 8-9 " Recuerda el día del sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás todos tus trabajos"

Dónde están en las tablas de la ley, pero no son días de la semana y el versículo siguiente, refuta que el día de descanso católico, no es de la antigua alianza, de las tablas de la ley.

2 Corintios 3 " 1-8 " Comenzamos de nuevo a recomendarnos? ¿O es que, como algunos, necesitamos presentaros cartas de recomendación o pedíroslas? Vosotros sois nuestra carta, escrita en nuestros corazones, conocida y leída por todos los hombres. Evidentemente sois una carta de Cristo, redactada por ministerio nuestro, escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne, en los corazones. Esta es la confianza que tenemos delante de Dios por Cristo. No que por nosotros mismos seamos capaces de atribuirnos cosa alguna, como propia nuestra, sino que nuestra capacidad viene de Dios, el cual nos capacitó para ser ministros de una nueva Alianza(sacerdocio), no de la letra, sino del Espíritu. Pues la letra mata mas el Espíritu da vida. Que si el ministerio de la muerte, grabado con letras sobre tablas de piedra, resultó glorioso hasta el punto de no poder los hijos de Israel fijar su vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, aunque pasajera, ¡cuánto más glorioso no será el ministerio del Espíritu! ".

2 Corintios 3, 13-16 "y no como Moisés, que se ponía un velo sobre su rostro para impedir que los israelitas vieran el fin de lo que era pasajero... Pero se embotaron sus inteligencias. En efecto, hasta el día de hoy perdura ese mismo velo en la lectura del Antiguo Testamento. El velo no se ha levantado, pues sólo en Cristo desaparece. Hasta el día de hoy, siempre que se lee a Moisés, un velo está puesto sobre sus corazones. Y cuando se convierte al Señor, se arranca el velo."

Mientras los adventistas no quieran seguir a Jesús y su palabra, tendrán ese velo, donde los israelitas no querían verse apagar su alianza por una nueva alianza, nuevos mandamientos, normas, reglas, por eso fue pasajero, no eterno la antigua alianza.

Dónde la ley moral(tablas de la ley), llegan hasta Cristo.

Galatas 4, 21-31 " Decidme vosotros, los que queréis estar sometidos a la ley: ¿No oís la ley?. Pues dice la Escritura que Abraham tuvo dos hijos: uno de la esclava y otro de la libre. Pero el de la esclava nació según la naturaleza; el de la libre, en virtud de la Promesa. Hay en ello una alegoría: estas mujeres representan dos alianzas; la primera, la del monte Sinaí, madre de los esclavos, es Agar, (pues el monte Sinaí está en Arabia) y corresponde a la Jerusalén actual, que es esclava, y lo mismo sus hijos. Pero la Jerusalén de arriba es libre; ésa es nuestra madre, pues dice la Escritura: = Regocíjate estéril, la que no das hijos; rompe en gritos de júbilo, la que no conoces los dolores de parto, que más son los hijos de la abandonada que los de la casada. = Y vosotros, hermanos, a la manera de Isaac, sois hijos de la Promesa. Pero, así como entonces el nacido según la naturaleza perseguía al nacido según el espíritu, así también ahora. Pero ¿qué dice la Escritura? = Despide a la esclava y a su hijo, pues no ha de heredar el hijo de la esclava juntamente con el hijo = de la libre. Así que, hermanos, no somos hijos de la esclava, sino de la libre."

No somos de la antigua alianza, de agar, la esclava, de los judíos, somos de la libre, de la nueva alianza, de Cristo, espírituales, despide a la esclava, desecha la antigua alianza, Ismael.

Gálatas 3, 23-26 " Y así, antes de que llegara la fe, estábamos encerrados bajo la vigilancia de la ley, en espera de la fe que debía manifestarse. De manera que la ley ha sido nuestro pedagogo(educador) hasta Cristo, para ser justificados por la fe. Mas, una vez llegada la fe, ya no estamos bajo el pedagogo. Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús."

Los días de la semana, Dios los creo el cuarto día, los ,6 días de la creación, no son días humanos

Génesis 1, 14-19 "Dijo Dios: «Haya luceros en el firmamento celeste, para apartar el día de la noche, y valgan de señales para solemnidades, días y años, y valgan de luceros en el firmamento celeste para alumbrar sobre la tierra.» Y así fue. Hizo Dios los dos luceros mayores; el lucero grande para el dominio del día, y el lucero pequeño para el dominio de la noche, y las estrellas; y púsolos Dios en el firmamento celeste para alumbrar sobre la tierra, y para dominar en el día y en la noche, y para apartar la luz de la oscuridad; y vio Dios que estaba bien. Y atardeció y amaneció: día cuarto."

2 Pedro 3, "Mas una cosa no podéis ignorar, queridos: que ante el Señor un día es como mil años y, = mil años, como un día."

Los días de la creación no son literales, no son días humanos.