Clicks17

Despierta...

Juan 20, 17 " Dícele Jesús: «No me toques, que todavía no he subido al Padre..." Apocalipsis 21, 27 " Nada profano entrará en ella..." Tendemos a leer la biblia como algo nada más histórico y no prof…More
Juan 20, 17 " Dícele Jesús: «No me toques, que todavía no he subido al Padre..."

Apocalipsis 21, 27 " Nada profano entrará en ella..."

Tendemos a leer la biblia como algo nada más histórico y no profundizamos porque no queremos, no nos comprometemos, no nos importa la conversión, la salvación, porque el demonio nos vendió la idea de lo placentero.

" NO me toques ", dice el señor, se lo dijo a María Magdalena, pero su significado es más que histórico.

Jesús le dió la potestad a los apóstoles en la última cena de hacer y dar en memoria de él, y por santa obediencia y por la institución de la eucaristía, solo el orden sacerdotal(obispos, sacerdotes, diácono temporal), solo los consagrados pueden TOCAR al señor.

El laico, aunque sea ya alguien muy apegado a Dios y aunque sude agua bendita, NO puede tocar al señor, María Magdalena quería tocar al señor, se enamoro de un verdadero hombre, de su palabra, pero ni ella podía tocar al señor, por eso le dijo " NO me toques ".

No es que Jesús no podía entrar al cielo, sino que por obediencia a la palabra de Dios, no podía ser tocado por nadie, hay una anécdota, independiente si es verdad o mentira, y que solo hay que tomarla como opinión privada, alguien tocó el manto de la virgen, y este se mancho, no por la suciedad de las manos, sino por el PECADO.

Ministros extraordinarios, diáconos permanentes, monjas, laicos, NO pueden tocar al señor, aunque haya escritos, ya en estos tiempos, no hay nada sano, ni la biblia, ni el código de derecho canónico, ni cualquier escrito, después del CVII y de las biblias después de 1944, no existe nada limpio, ya están adulteradas, ordeñadas para quitar lo sagrado y meter lo humano ( masonería eclesiástica).