Clicks65

PROFECÍAS DE LA VIRGEN MARÍA FIN DEL MUNDO SÁBADO 29 DE FEBRERO DE 2020 TERCERA GUERRA MUNDIAL

Yugo
1
PROFECÍAS DE LA VIRGEN MARÍA FIN DEL MUNDO SÁBADO 29 DE FEBRERO DE 2020 TERCERA GUERRA MUNDIALMore
PROFECÍAS DE LA VIRGEN MARÍA FIN DEL MUNDO SÁBADO 29 DE FEBRERO DE 2020 TERCERA GUERRA MUNDIAL
Yugo
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 27 de Junio de 1987


Rosario:– Padre, Padre mío, "abaja" un poquito más Padre mío, que solamente escucho ruidos, pero no escucho Tu Voz.
Señor:– Hermanos Míos... hermanos Míos, no vengo ni como Juez ni como Abogado, vengo simplemente como un HERMANO que deseo ser AMIGO DE TODOS, para que puedan ustedes conocerMe algún día.
Porque ¿…More
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 27 de Junio de 1987


Rosario:– Padre, Padre mío, "abaja" un poquito más Padre mío, que solamente escucho ruidos, pero no escucho Tu Voz.
Señor:– Hermanos Míos... hermanos Míos, no vengo ni como Juez ni como Abogado, vengo simplemente como un HERMANO que deseo ser AMIGO DE TODOS, para que puedan ustedes conocerMe algún día.
Porque ¿quién de vosotros sabe quién soy Yo?
¿Es que podéis decir quién soy Yo?
¿Es que Me conoce alguno de vosotros?
Todavía no ha llegado el momento de que hayan podido ustedes conocerMe... solamente sienten ustedes el "rumor".
Rosario:– (Interrumpiendo al Señor le presenta un Crucifijo diciéndoLe):– ¡Padre mío, bésame esta Cruz! (Besa el Señor) gracias Padre mío.
Señor:– Vengo a deciros algo, algo que tienen que escuchar ustedes por unos momentos.
NO VENGO PARA LOS SABIOS, VENGO PARA LOS MÁS HUMILDES, porque sé que los más humildes Me esperarán, pero los sabios, algún día vivirán en la GRAN EQUIVOCACION, porque Me están esperando como al TRUENO DE UNA TORMENTA.
Yo no soy el trueno... soy el relámpago.
Vengo para estos momentos... para estos momentos que son tan difíciles para el hombre.
El hombre vive solamente a la sombra de su dolor.
¿Creen ustedes que voy a decirles solamente que RECEN ustedes?... ¡no!... voy a decirles que RECEN, PERO QUE AMEN DE LA MISMA MANERA QUE YO LES AMO A TODOS USTEDES.
¿Cómo puede vivir el hombre tan lejos de Mí?
¿Cómo se puede el hombre sentir tan vacío, sin nada y sin nadie con quien comunicar su dolor?
Yo estoy siempre esperando a que el hombre libremente Me comunique el dolor de su corazón.
El hombre tiene miedo y sin embargo tiene tanta necesidad de Mí.
No es que Yo Me sienta orgulloso ni Me sienta el mayor delante de vosotros... ¡no!... Yo soy el más pequeño, pero vengo ENVIADO POR EL PADRE.
PreguntadMe si queréis una respuesta, pedidMe si queréis obtener algo de Mí.
¿Es que creéis que vosotros os iréis vacíos de Mí?... no, porque Yo compartiré el AMOR que Me ha dado el Padre, con vosotros.
Uno por uno, les daré todo cuanto deseen ustedes de Mí.
Rosario:– ¡Oh Padre mío... oh Padre mío!
Señor:– A veces tienen tanto significado las "pequeñeces" (pequeños obsequios) de los hombres... porque a veces Me ofrecen cosas, sin saber lo que hacen, pero Yo sé lo que debo hacer porque Yo veo los sentimientos de los hombres.
– (Privado para J.M.): – Me voy a dirigir a ti, hijo Mío, con la misma pureza con que tú te has dirigido a Mí.
No te voy a pedir nada, solamente voy a decirte que vale más un "gesto" que doscientas palabras.
Tú te has dirigido a Mí en silencio, pero Yo Me voy a dirigir a ti, para decirte hijo Mío, que tú necesitas oír el eco de Mi Voz.
Tú Me necesitas hijo Mío y hoy Me voy a manifestar a ti, bendiciéndote y diciéndote que solamente de pan no vive el hombre... que no te avergüences nunca de venir a Mí, porque venir a Mí, es descubrir un camino que está justo a la vista del hombre, pero el hombre ha perdido la vista para ver.
YO SOY EL CAMINO, hijo Mío, pero el hombre no tiene fuerza para descubrirlo.
Yo voy a descubrirte y voy a decirte hijo Mío, que te he encontrado, y Yo quisiera que un día, tú Me encontraras a Mí con la misma sencillez y con la misma nobleza con que Yo te he encontrado.
Quiero que te vayas de Mí de la misma manera que Yo voy a hacer Mi retirada... Me voy con Mi Corazón lleno de amor.
No conozco el cansancio, solamente conozco la necesidad de los hombres.
Hijo Mío... tú y muchos como tú Me necesitan tanto... pero no pueden pronunciar Mi Nombre porque sienten MIEDO, sienten RESPETO HUMANO... por eso hijo Mío e hijos Míos todos, el hombre "se descala y se descala" (= se precipita y se precipita), por sus precipicios y no siente la amargura de su alma... solamente siente que no puede pronunciar Mi Nombre porque tiene falta de sed.
Yo vendré a manifestarMe al hombre para decirle que YO QUIERO SER VUESTRO AMIGO.
Por eso hijitos Míos, Yo en estos momentos os ofrezco el MANANTIAL DE MI CORAZON.
Tú hijo Mío, estás deseando, aunque no puedes comprender lo que te entrego (Le entrega una flor)... pero estás deseando de llegar a Mí.
Tus deseos son Mis deseos... pero quiero que te sientas pequeño ante tus hermanos... quiero que te sientas libre... sin nada que tener que descubrir, porque todo está descubierto, porque YO SOY LUZ Y EL CAMINO DE LOS HOMBRES y tú sigue por el CAMINO de la que tienes que descubrir, hijo Mío.
– (L. de M.) (Dándole una flor, un tanto marchitada): – Está marchitada, hija Mía, está marchitada pero no te importe la marchitación de esta flor.
Tú estás poniendo tantas flores en el camino de Mi Madre, hija Mía, que un día tú verás los CAMINOS llenos de LUZ, por donde tantos hermanos tuyos tendrán que caminar.
Tu no dejes de hablarles, hija Mía, no dejes que las flores se marchiten en tu camino... que hay tantos que se marchitan como las flores...
No tienen principios porque no saben Mi Nombre, hija Mía.
M. háblales de Mí, hija Mía, háblales de Mí y dales amor, aunque nada recibas de ellos, pero dales aunque tu creas que tienen... dales de beber, dales de beber a esos sedientos, porque tus hermanos están sedientos de amor.
¡Es tan importante el amor para el hombre... ! y tú tienes caminos para encontrar ese amor que pueda aplacarla sed de su alma.
– (J. H.):– Te lo ofrezco como una ofrenda de amor, hijo Mío, para que sigas amando y uniendo a todos tus hermanos y pongas toda tu inteligencia para que tu pequeño rebaño, este rebaño que tanto Mi Madre como Yo hemos permitido en este SAGRADO LUGAR, en ningún momento sea dividido por los hombres.
Tú tienes el don de unir y de amar y de perdonar, por eso hijo Mío, esta flor es como una ofrenda que te hago, es una ofrenda de amor, una ofrenda de confianza para que en ningún momento, ningún hermano tuyo pueda DIVIDIROS Y APARTAROS DE ESTE SAGRADO LUGAR... porque cada uno de vosotros tenéis una misión que cumplir y aun en ningún momento será descubierta, para que en ningún momento puedan ustedes luchar por el interés de nada.
Sois libres para caminar, porque en la libertad encontrareis un día el muro adonde tenéis que llegar.
Por eso hijos Míos caminad por los CAMINOS limpiamente... no permitir que en ningún momento el enemigo pueda hacer como el tiburón hace en el océano, que con su cola pueda hundir al precipicio al más débil, porque los más débiles serán los más importantes ante el Padre.
Considerad que los más débiles son los más débiles, porque los más importantes, es decir, aquellos que más saben no han tenido el valor para hablarles, a los más débiles.
Por eso hijos Míos, habladles, no tener miedo... no tener miedo, porque el hablar es amor, el hablar es comprensión.
No dejaros hijos Míos, no dejaros que ningún hermano vuestro es pueda escapar de la RED QUE YO HE EXTENDIDO PARA TODOS, y todos UNIDOS... TODOS UNIDOS... rebajaremos los humos del enemigo... porque el enemigo tiene muchos humos.
Un día Yo gritaré y todos los hombres escucharán Mi Voz: PUEBLO MIO QUE HA SABIDO LUCHAR PARA SALVARSE... QUE HAN CONSTRUIDO UNA MONTAÑA, PERO ANTES HAN SABIDO PROFUNDIZAR SUS CIMIENTOS Y HACER CRECER MIS PALABRAS... por eso HOY os pido humildemente que sean fieles a ustedes mismos, que tengan ustedes fuerzas para reconoceros unos a otros... porque si no os reconocéis vosotros ¿cómo Me vais a reconocer a Mí?
– (M.E., peregrino ingles):– M. hijo Mío, qué importante eres para Mí... qué importante hijo Mío. En estos momentos tengo reunidos en este Lugar Sagrado, cuatro continentes y ustedes preguntarán ¿para qué?
Para algo muy importante, hijo Míos, porque un día ustedes serán el ECO DE MI VOZ.
M. no sufras hijo Mío, no sufras hijo Mío por esa hija Mía que tanto amo... no sufras hijo Mío, cambia tus sufrimientos por amor y oración y así, algún día te darás cuenta de lo que tú significas en este Sagrado Lugar.
– (M. de A.): – Hijo Mío, siento por ti un amor tan esmerado, tanto Mi Madre como Yo, que no quisiera que en ningún momento te fueras de Mi Presencia, porque cada uno tenéis una Misión y cada uno significa un "algo" para Mí.
– (MC. de P.): – Sigue hija Mía, sigue hija Mía, porque tu constancia será tu salvación... esa constancia y esa fe tan llena de ilusión, te hacen estar hija Mía, tan cerca de Mi Madre...
No Me abandones nunca porque eso te ayudará a comprender tantas coas... si un día dejas de amarMe, tus caminos serán llenos de obscuridad.
– (M. de S.): – Hijo Mío, eras como una flor marchitada en Mi Corazón, pero esa flor ha despertado y cada día se convierte en una flor tan llena de vida, que hoy quiero decirte que Me siento AMIGO TUYO, aunque tú no puedas comprenderlo.
No con ésto quiero decirte que eras Mi enemigo... ¡no!... hijo Mío, nunca fuiste Mi enemigo... es que no Me conocías y no sabías de Mí, pero siempre Me he sentido AMIGO TUYO.
YO SOY AMIGO HASTA DE AQUELLOS HOMBRES QUE PROFANAN MI NOMBRE Y EL NOMBRE DE MI MADRE, PORQUE YO PERDONO Y OLVIDO... YO SOY EL PERDON Y EL OLVIDO.
NO HE CONOCIDO EL FIN DEL PERDON... EN TODO MOMENTO SEGUIRE PERDONANDO... pero nada tengo que perdonarte hijo Mío, porque has amado a Mi Madre y NADIE TE HABLABA DE ELLA, PERO, TU LA AMABAS... hijo Mío, ¡te lo agradezco tanto!.
– (M. de A.):– Nunca podrás terminar, hija Mía, siempre encuéntrate exactamente en los momentos del principio de tu vida, empezando siempre a caminar, y así nunca estarás lejos de Mí.
Si algún día crees que YA LO HAS APRENDIDO TODO, hija Mía, entonces es cuando NO SABES NADA. Siéntete ignorante de todo y enriquecida en el AMOR, hija Mía.
– (J.K.):– No creas hija Mía que no siento amor por ti, eres un peldaño de Mi Corazón, hija Mía, y siempre te llevo estrechado entre Mis Brazos.
Tu tienes un gran misterio para Mí, algo que ni tú misma lo puedes comprender.
(Dirigiéndose a todos continúa el Señor): – Por eso hijos Míos, Yo permito que estéis en ESTE SAGRADO LUGAR, PORQUE SOIS LA VOZ DEL MUNDO, SOIS LA VOZ QUE TIENE QUE DESPERTAR A VUESTROS HERMANOS A ESOS HERMANOS VUESTROS QUE NO SABEN NADA DE MÍ.
Rosario:– No Te vayas Padre mi, no... no puedes irTe ahora Padre mío, no.
Señor:– (Con un tono profundo de Voz): – Y AHORA MI BENDICION ES PARA TODOS.
(Alguien presenta algo para bendecir y dice el Señor):– YA LO HE BENDECIDO TODO.
Rosario:– Adiós Padre mío... adiós.