Clicks9
alfre1240

En Bielorrusia, frente a la crisis, los fieles son invitados a seguir a María

Hagamos conocer y amar a María

El país no cambiará hasta que cambie el corazón de los hombres. Con estas palabras llamó a la oración el obispo Kondrusiewicz, arzobispo católico de Minsk, capital de Bielorrusia.

Ante la crisis social y política que sacudió a Bielorrusia tras la controvertida reelección del presidente saliente Alexander Lukashenko en agosto de 2020,

Mons. Kondrusiewicz, pidió la oración y la "transformación de corazones" siguiendo el ejemplo de la Virgen María.

Lo hizo durante la Misa celebrada en el santuario mariano de Braslaw, el 22 de agosto de 2020.

A pesar de la falta de peregrinaciones organizadas debido a la pandemia del COVID-19, muchos fieles acudieron ese domingo, desde todos los rincones de Bielorrusia, a este importante sitio mariano para responder al llamado del arzobispo.

Según el presidente de la Conferencia Episcopal de Bielorrusia, esto demuestra que la gente viene a los santuarios "no para batir récords y jactarse de sus logros, sino para fortalecerse espiritualmente y pedirle a Dios por intercesión de sus santos, en particular la Santísima Virgen María, lo que les parece imposible obtener sin su ayuda”.

En otro momento declaró, llamando solemnemente a la oración y al diálogo, “Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios”.

Ese domingo, día de las grandes protestas que tuvieron lugar en todo el país y que representan un movimiento sin precedentes, concluyó: “Solo tenemos que confiar en Dios por completo, como hizo María".

Adaptado de: Aleteia