Bottega
1189
perceo3 shares this
7
Hulagu Khan, Damasco Católica.

Damasco es la capital de Siria , la capital más antigua del mundo y, según algunos, la cuarta ciudad más sagrada del Islam. Thutmosis III ya hablaba de ella en el siglo XV antes de Cristo.
La caída en el camino de Damasco es un episodio bíblico relatado en Hechos de los apóstoles, 9, 1-18;1 y la Primera epístola a los corintios 15, 8-92, que relata la conversión …
More
Hulagu Khan, Damasco Católica.

Damasco es la capital de Siria , la capital más antigua del mundo y, según algunos, la cuarta ciudad más sagrada del Islam. Thutmosis III ya hablaba de ella en el siglo XV antes de Cristo.
La caída en el camino de Damasco es un episodio bíblico relatado en Hechos de los apóstoles, 9, 1-18;1 y la Primera epístola a los corintios 15, 8-92, que relata la conversión de Saulo de Tarso al cristianismo. Ocurrido antes del año 40. La Iglesia católica celebra este hecho como fiesta el 25 de enero.
Alli se encuentra la Tumba de san Juan Bautista, en la Basilica del mismo nombre sobre la cual los invasores islámicos construyeron la mezquita de los Omeyas, hacia el año 705, uno de los lugares santos del Islam.
Un 1 de marzo de 1260 Hulagu khan reconquista la ciudad de Damasco, relatos históricos describen las celebraciones cristianas que se realizaron tras la conquista.
Se celebró la misa en la Mezquita que los Omeyas de Damasco, que los moros habían profanado, pues era originalmente la catedral de San Juan el Bautista.
Esta invasión definitivamente destruyó la dinastía ayubí (fundada por Saladino) que había dominado el Levante, Egipto y Arabia.
Con Bagdad y Damasco capturadas, el centro del poder islámico se transfirió a los mamelucos egipcios de El Cairo.
Hijo de Tolui y nieto de Gengis Kan , Hulagu era uno de los cuatro hijos varones de la princesa mongola keraíta Sorgaqtani, cristiana, considerada sabia e incorruptible, esposa del menor de los hijos de Gengis Kan.
Hulagu era, como su hermano Kublai, uno de los príncipes mongoles más educados. No solo gustaba de rodearse de sabios, sino que también había estudiado filosofía y alquimia.
Su esposa, Oroqina Khatun, princesa keraíta, también cristiana, era hostil al islam.
Hulagu le contó al misionero dominico David de Ashby, miembro de su corte, que quería acercar su pueblo al cristianismo. Su más cercano amigo y general, Kitbuqa, refirió al historiador armenio Vartan Arewelc’i en 1264 que habían sido cristianos desde su nacimiento.
Hulagu había partido en enero de 1256 con el que quizá fuese el mayor ejército mongol que se haya reunido, hacia Bagdad en noviembre de 1257. Arrebatándole a los musulmanes Bagdad y Damasco.
Un monje budista, años después iniciaría una revolución contra la dinastía cristiana Yuan de los mongoles arrasándola y fundaría la dinastía Ming. Prohibiendo el cristianismo y encerrando china tras una muralla.
Fue durante la dinastía mongola Yuan que Marco Polo visitó China.