Clicks7

Legalizaron el Aborto con Mentiras

Bottega
Norma es una jovencita que, atizada por la revolución sexual de los años 60, promovida por el libro "Sincero para con Dios", escrito por el Obispo anglicano John AT Robinson en 1963, en la que se …More
Norma es una jovencita que, atizada por la revolución sexual de los años 60, promovida por el libro "Sincero para con Dios", escrito por el Obispo anglicano John AT Robinson en 1963, en la que se afirma que “Dios es, El amor”. Norma L. McCorvey, a sus 24 años de edad y con ocho meses de embarazo, pidió que le realizaran un aborto, -producto de ese "amor"-pero le fue negado. Se había metido en las drogas, el alcohol, la prostitución y el lesbianismo. Era una hippie que vivía en la calle, no había terminado el colegio y quedó embarazada. Esto dio origen al caso Roe contra Wade, de 1973, por el cual la Corte Suprema de los Estados Unidos despenalizó -por fallo de 7 contra 2- el aborto inducido. Las abogadas recién graduadas de la Facultad de Leyes de la Universidad de Texas, Linda Coffee y Sarah Weddington, presentaron una demanda en Texas representando a Norma L. McCorvey y decidieron decirle a la Corte que la habían violado, con la intención de que la justicia fuera más rápida en su causa. la Corte Suprema de Justicia de los EEUU, un 22 de Enero en 1973 decidió que la mujer, amparada en el derecho a la privacidad -bajo la «cláusula del debido proceso» de la DécimoCuarta Enmienda- podía elegir si continuaba o no con el embarazo, dando lugar a una decisión histórica en materia de aborto. La decisión obligó a modificar todas las leyes federales y estatales que prohibían o que restringían el aborto, El contenido central del fallo es que “el aborto debe ser permitido a la mujer” Norma L. McCorvey dio a luz a su hija quien fue dada en adopción (dió en adopción otros 2 hijos) y continuó su vida en las drogas y comenzó una relación homosexual con Connie González. En 1995 Norma McCorvey se arrepintió de su actuación - y reconoció que su declaración en el juicio no fue verdadera, es decir que mintió por dinero... McCorvey confiesa que se convirtió en un «peón» de las dos ambiciosas abogadas y de Hugh Hefner, fundador de Playboy, quien reconoció haber aportado dinero para el juicio, lo mismo que algunas compañías de anticonceptivos, condones, y pornografía quienes también "aportaron". Actualmente, los cuerpos de los Fetos abortados, los venden para preparar potenciadores de sabor, bajo la ley Obama, que usan en la fabricación de bebidas gaseosas y otros alimentos de consumo masivo y cremas para la belleza…