Clicks26

Herejía Pentecostalista ?

Bottega
La Herejía del «movimiento reavivador» o de “avivamiento” apareció en el siglo II; lo fundó un tal Montano, que afirmaba hablar bajo la inspiración del Espíritu Santo, decía "Yo soy el Padre, la …More
La Herejía del «movimiento reavivador» o de “avivamiento” apareció en el siglo II; lo fundó un tal Montano, que afirmaba hablar bajo la inspiración del Espíritu Santo, decía "Yo soy el Padre, la Palabra, el Espíritu Santo" (denuncia Didymus, De Trinitate, III, xli) Él y sus seguidores sostenían poseer la plenitud del Espíritu Santo y sus carismas; afirmaban poseer, el don de curaciones, de profecía y de lenguas. Montano y sus profetisas anunciaban el final inminente del mundo, ordenando a sus fieles que se reunieran en un lugar determinado para esperar allí el descenso de la Jerusalén celestial. El montanismo se apoya en Profetismo y la escatología, muy convenientes a la hora de quitarles los bienes a sus seguidores. Multiples autores cristianos, como Eusebio de Cesarea, Epifanio, Clemente de Alejandría, Orígenes e Hipólito. Denunciaron esta herejía. El mismo Tertuliano, que escribió brillantemente sobre la Iglesia Católica y la defendió contra sus enemigos, finalmente cayó víctima del montanismo, se separó del Papa y fundó su propia secta. Estos movimientos pentecostalistas tuvieron su apogeo con las herejías albigenses, los valdenses y los cátaros, que iniciaron terribles guerras, pero finalmente fueron vencidos, y se ocultaron, hasta que Lutero levanto sus banderas, y con ellas arrebató a la Iglesia naciones enteras. Lutero, un desviado fraile, sostenía que él y sus seguidores poseían “la plenitud del Espíritu Santo”, a la vez que la negaban a los Obispos, o los Papas… por eso se fue a vivir con una monja y tuvo hijos con ella El moderno movimiento carismático o pentecostal, nació del Protestantismo en Carolina del Norte (Estados Unidos); en el año 1892; sus fundadores fueron R. G. Spurling y W. F. Bryant , pastor bautista el primero, y pastor metodista el segundo. La Iglesia Católica juzgó el movimiento por la herejía que era, y en el segundo Concilio Plenario de Baltimore (Estados Unidos) los obispos católicos pusieron en guardia a los fieles para no prestarle ningún tipo de adhesión. Prohibieron a los católicos estar presentes, en los llamados encuentros de oración, librándose del contagio hasta 1966 , cuando llego a la Iglesia, por medio de dos laicos, ambos profesores de Teología en la Universidad de Duquesne en Pittsburg Pennsylvania (Estados Unidos). Se llamaban Ralph Keifer y Patrick Bourgeois; ellos introdujeron los dos libros sobre el movimiento pentecostal protestante: “Cruz y la palanca de cambio”, del pastor Wikerson y “Ellos hablan en lenguas” del periodista J. Sherill. Keifer y Bourgeois, recibieron el Bautismo del Espíritu junto con el don de “hablar en lenguas” -Renegando del verdadero Bautismo que imprime la gracia santificante instituido por Jesucristo el Dios vivo- Desde entonces el movimiento se difundió ampliamente en toda la Iglesia Católica. Ha ganado seguidores entre Cardenales y Obispos, a quienes se ha visto en coliseos como el luna park de argentina, recibiendo el bautismo y la imposición de manos, por parte de obispas y sacerdotisas protestantes. Si el llamado Bautismo del Espíritu fuese verdadero, sería en realidad un “Super sacramento”, instituido, sin embargo, no por Cristo sino por los hombres.