ca Ar ru
Recomienda el siguiente link de telegram a tus amigos.
t.me/AbTuOj
José Luis (OFS)
Es muy doloroso, muy triste, de que los hijos se olviden de sus padres, que con tanto cariño les han cuidado, protegido, educado, alimentados, siendo buenos consejeros de ellos.

Las malas compañías en que tantos hijos se meten, arruinan las familias, la paz en el hogar.

Es importante, muy necesario, que ya desde pequeños, siendo bebes los hijos, sean consagrados a los Sagrados Corazones de …More
Es muy doloroso, muy triste, de que los hijos se olviden de sus padres, que con tanto cariño les han cuidado, protegido, educado, alimentados, siendo buenos consejeros de ellos.

Las malas compañías en que tantos hijos se meten, arruinan las familias, la paz en el hogar.

Es importante, muy necesario, que ya desde pequeños, siendo bebes los hijos, sean consagrados a los Sagrados Corazones de Jesús y María, y renueven esa consagración, para que el enemigo no se salga con la suya, que siempre siembra la destrucción, el respeto.

El Señor nos ofrece facilidades, para que haya paz en el hogar, al menos por parte de uno. Aunque no todos en una familia habrá paz, porque no se toman en serio los intereses de Nuestro Señor Jesucristo.

La devoción del Santo Rosario, todos los días, además de otras oraciones con aprobación de la Santa Madre Iglesia Católica, la lectura y meditación de la Sagrada Biblia, que no le falten versículos, como las ediciones de Nacar-Colunga, o Straubinger, que todavía puede ser asequible.

Aunque no soy padre de Familia, soy célibe por amor a Nuestro Señor Jesucristo, y ser fiel al Evangelio de nuestra salvación.

En el hogar de la familia, al menos debería haber un rinconcito, para poner, como en otras partes ponen, un pequeño altar doméstico, alguna imagen de Jesús y María Santísima, preferiblemente estén bendecidos por medio de algún sacerdote fiel a Nuestro Señor Jesucristo, la Sagrada Biblia para que también el alma se anime a consultar con frecuencia la Palabra de Dios, y recibirá consuelos. Orar por los hijos, y el Señor obrará milagros.
José Luis (OFS)
Tojeter
Con ello participamos de los padecimientos de nuestro Señor, o que pensáis que sentirá Dios por tantos hijos que no quieren ni saber de Él.
ferdinan2
Por sus frutos los conocerán, dijo Jesús, y el lenguaje es uno de los frutos por los que reconocemos a quien es de Cristo y quien no. Pero no es el tema de mi comentario. Quiero comentar el artículo publicado pues me causó la misma impresión que la parábola del hijo pródigo y no pude dejar de pensar en que a Dios le pasa lo mismo que a esta mujer: ama a todos sus hijos, les provee de cuanto sea …More
Por sus frutos los conocerán, dijo Jesús, y el lenguaje es uno de los frutos por los que reconocemos a quien es de Cristo y quien no. Pero no es el tema de mi comentario. Quiero comentar el artículo publicado pues me causó la misma impresión que la parábola del hijo pródigo y no pude dejar de pensar en que a Dios le pasa lo mismo que a esta mujer: ama a todos sus hijos, les provee de cuanto sea bueno para ellos, y mientras unos permanecen a su lado, otros prefieren irse de casa, quitarle la palabra y vivir alejados de Él, con sus propias reglas, sus valores personales, su ideología y la indiferencia o el odio que va creciendo en su interior. No valoran a quien les dio la vida. Y así como no aman verdaderamente a Dios, tampoco aman a su prójimo, a quien desprecian y denigran. Grande es el dolor de Dios al ver a estos hijos que se alejan y que, aunque siempre serán amados, estarán condenados a vivir la eternidad en otra casa.
kaoshispano1
Ella habrá generado un tipo con ego y sin ética, menos moral seguro, y puede darse con un canto en la boca no se la cargue psico o real para succionarle lo que pudiera, lo cúal la BOBA se lo daría, OF COURSE de Mami mundi de egos.