20:27
Leo Sánchez se alejó de Dios en la adolescencia, por una amiga que tuvo un problema con el novio y por otra con cáncer terminal es monja Camino Católico.- Sor Leonor Sánchez, a quien le gusta que le …More
Leo Sánchez se alejó de Dios en la adolescencia, por una amiga que tuvo un problema con el novio y por otra con cáncer terminal es monja

Camino Católico.- Sor Leonor Sánchez, a quien le gusta que le llamen sor Leo, tiene 35 años y el pasado mes de mayo de esta año 2022 fue nombrada abadesa de las Hermanas Pobres de Santa Clara, en el monasterio de Santa Verónica, en Algezares, orden a la que ingresó cuando tenía 20 años. Sor Leo participó en la Vigilia de oración de la Peregrinación Europea de Jóvenes, celebrada en el Monte del Gozo, en Santiago de Compostela, el pasado 6 de agosto, y contó su testimonio de vida, conversión y vocación ante los 12.000 jóvenes presentes, que puede verse en el vídeo.

No explicó que era abadesa pero enfatizó que “he podido experimentar, y es lo que me mantiene firme, que con Cristo se puede todo”. Sor Leonor Sánchez relató cómo Cristo la condujo a su vocación porque “en la adolescencia empecé a alejarme de Dios, a experimentar muchas cosas, a vivir una doble vida y eso, poco a poco, me fue separando del Señor”. Sin embargo, Dios escribe recto con renglones torcidos y fue a través de una amiga suya que tuvo un problema con el novio y otra a quien le diagnosticaron un cáncer terminal como Leo llegó a conocer a las hermanas y al convento.

Cuando llevaba tres años como religiosa de repente murió una hermana carnal y esa experiencia impactó para siempre en su vida: “Gracias a ese acontecimiento estoy segura de que nos aguarda el abrazo eterno, que la vida eterna es el mejor regalo que Dios nuestro Padre nos puede hacer”.

Para leer el testimonio de sor Leo Sánchez ingresar a:

Leo Sánchez se alejó de Dios en la adolescencia, pero por una amiga que tuvo un problema con el novio y por otra con cáncer terminal es monja y abadesa


Inicio | Peregrinación Europea de jóvenes

caminocatolico – Escuchar la voz del señor