Clicks16

Despierta...

En PRISIÓN en casa, secuestrada de mi derecho de libertad religiosa, del libre culto, que amañado lo tómo, porque la libertad religiosa es un derecho a elegir como en un buffet, el culto que más se …More
En PRISIÓN en casa, secuestrada de mi derecho de libertad religiosa, del libre culto, que amañado lo tómo, porque la libertad religiosa es un derecho a elegir como en un buffet, el culto que más se me acomode y eso es una farsa e idea masónica.

La Religión es una, el culto es uno, la relación con Dios es de un modo, pero bueno, la idea es que seguimos las ovejas, esperando al pastor, al sacerdote que nos guíe en este tiempo de TERROR, donde los que nos deberían guiar, huyen, se esconden, obedecen reglas masónicas por miedo al hombre y no por SANTO TEMOR DE DIOS, algo que ya dejaron en el cajón, escondido, donde se acostumbraron a la comodidad de callar de algo que está mal, ENSEÑAR LA VERDAD.

Hasta cuándo van a esconderse como ratones, mis queridos sacerdotes, donde no salen a dar la cara, a enfrentar a un gobierno que quiere imponer el socialismo, el comunismo, y dónde te silencian al decir que no debes hablar de política en la iglesia, pero ellos si pueden imponerte que cierres las iglesias y no des misa y como zombie sin razonar y sentir, obedeces sin pensar y razonar, que el pueblo está muriéndose porque no tiene una enseñanza SANA Y ESPÍRITUAL, de la doctrina de Jesús.

Hasta cuándo vas a ser mi querido sacerdote como ese perro mudo que habla la biblia, que no ladra, ni muerde, ni discierne y solo obedece reglas masónicas que tienen sumida a la santa iglesia católica en una crucificcion.

Deja de vivir mi querido sacerdote como Alicia en el país de las maravillas, donde todo es color de rosa, donde todos pueden tocar al señor, donde todos suben al altar, donde hablas, pero no enseñas, ¿hasta cuándo?.